Si hace unos días eran denunciadas las deficiencias de colegios de San Clemente, Mota del Cuervo o incluso de algunos centros educativos de la capital conquense debido a la “dejadez” del Gobierno de Page, la senadora del Partido Popular Cuenca, Montserrat Martínez, ha alertado hoy sobre el deterioro del Colegio Fernández de Turégano de Sisante, que debido a la falta de previsión del Gobierno de Page y al retraso de las obras que está acometiendo la Junta, se encuentra en un estado “deplorable”.

El Partido Popular alerta sobre la peligrosidad del Colegio Fernández de Turégano de Sisante tras las inundaciones y el retraso de las obras
Los alumnos conviven con andamios, cascotes, material de obra y goteras en un Colegio que se ha visto obligado a cerrar su biblioteca y que tiene problemas en muchas aulas y pasillos, sin olvidar el ruido que ocasionan las obras durante la jornada lectiva

La senadora del PP, que ha visitado las inmediaciones del centro y se ha reunido con el portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sisante, Martín Lapeña, ha conocido de primera mano las quejas de familiares de los alumnos del Colegio Fernández de Turégano, quienes le han trasladado su preocupación ante el deterioro del centro tras haber sufrido inundaciones debido a la no finalización de las obras de la cubierta, además de la peligrosidad que puede suponer el  patio de recreo por las obras que se están realizando en todo el perímetro del centro educativo.

También les han mostrado  su malestar por el lamentable estado de la Biblioteca, que no se puede utilizar debido a las inundaciones, o los problemas que presentan otras dependencias del centro, tales como aulas y pasillos. A todo esto hay que sumar el ruido que provocan las obras durante la jornada lectiva y que interfieren en el normal desarrollo de las clases.

“Prácticamente todo el colegio está rodeado de andamios y material que se utiliza para las obras, con el consiguiente riesgo que puede suponer para el alumnado con edades comprendidas entre los 3 y 16 años”, explicaban algunos familiares, quienes han facilitado también fotografías del interior del Colegio.

Según ha recordado Martínez, como ha sucedido con la gran mayoría de infraestructuras educativas prometidas por el Gobierno de Page, tanto el arreglo de la cubierta del Colegio Fernández de Turégano como del Instituto Camino Romano llevan varios años siendo incluidas económicamente en los Presupuestos regionales pero, lamentablemente, hasta ahora no se han ejecutado.

Y qué casualidad, comentaba por su parte el portavoz del Grupo Popular sisanteño, que justo meses antes de las elecciones autonómicas, el Gobierno de Page decide acometer las obras de cubierta de estos centros educativos cuando llevan años con problemas en el tejado y sufriendo goteras en cuanto llueve”. Además, Lapeña ha denunciado el retraso de las obras “que bien se podrían haber ejecutado y finalizado en los meses de verano cuando no hay clase y sin interferir en las jornadas lectivas”.

Esto se debe, a juicio de Lapeña, a la falta de  planificación y previsión por parte de la Consejería de Educación, “que igual, si hubieran tenido en cuenta los plazos de las licitaciones y ejecuciones y que los trámites administrativos se suelen  demorar en el tiempo, podrían haber previsto las obras de una manera más eficaz y más segura y ya estarían finalizadas, pese a que en el Consejo Escolar celebrado el 19 de junio, en presencia de la comunidad educativa, la Dirección Provincial de Educación se comprometió a que estarían concluidas antes del inicio del curso”.

Además, el portavoz del PP ha advertido sobre cómo estas obras, al igual que sucediera con el Colegio Rafael López de Haro de San Clemente, también corren a cargo del mismo director técnico, “qué casualidad, concejal del PSOE en San Clemente”, y en ambos casos las obras han estado prácticamente paralizadas en verano, con el consiguiente perjuicio para el alumnado y el profesorado de ambos centros.