El Nuncio Apostólico de Ecuador, Andrés Carrascosa, elegido Conquense Excelente 2018
• El jurado ha elegido por unanimidad a este religioso conquense, nacido en la capital hace 63 años y criado en Alcázar del Rey, que desde 2004 viene desempeñando el alto rango eclesiástico de Nuncio Apostólico, en primer lugar en la República del Congo y Gabón y, posteriormente, en Panamá y Ecuador

De los nueve candidatos presentados por otros tantos Ayuntamientos de la provincia, el Jurado de la cuarta edición del Conquense Excelente 2018, convocado por la Diputación de Cuenca, se ha inclinado finalmente, y por unanimidad, por el propuesto por el Consistorio de la capital, que no es otro que el actual Nuncio Apostólico de Ecuador, Andrés Carrascosa. Una elección que se ha sustentado en la fructífera trayectoria de este religioso conquense de 63 años licenciado en Diplomacia por la Academia Pontífica Eclesiástica, que le ha llevado por numerosos países de todo el mundo, desarrollando una encomiable labor religiosa, social, benéfica y humanitaria, teniendo siempre muy presente a su Cuenca natal.

Y es que Monseñor Carrascosa, nacido en Cuenca-capital en 1955 y criado en Alcázar del Rey, ha desempeñado numerosos cargos de alto rango eclesiástico desde que en 2004 fuera nombrado, por el Papa Juan Pablo II, Arzobispo titular de la Archidiócesis de Elo y Nuncio Apostólico de la República del Congo y Gabón. No en vano, cinco años después, en 2009, fue designado por el Papa Benedicto XVI Nuncio Apostólico de Panamá y en 2017, por parte del Papa Francisco, Nuncio Apostólico de Ecuador; cargo que ostenta en la actualidad.

El presidente de la Diputación y presidente del jurado, Benjamín Prieto, no ha dudado en agradecer su colaboración tanto a los miembros del jurado como a los nueve Ayuntamientos, que han presentado a sus respectivos candidatos. Un jurado que ha estado compuesto por el diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech; el diputado socialista, Joaquín González; la jefe del Departamento de Cultura de la Diputación, Marta Segarra, en calidad de secretaria, así como por representantes de la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE CEPYME), la Cámara de Comercio e Industria de Cuenca, la Universidad de Castilla-La Mancha, el Centro Asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Cuenca (UIMP) y de los medios de comunicación.

El jurado no solo ha tenido en cuenta el excepcional currículum de Monseñor Carrascosa como embajador de la Santa Sede, sino también los estrechos lazos con Cuenca y cuyo nombre ha llevado allá por donde le ha llevado su trayectoria eclesiástica, cumpliendo, de esta manera, con el espíritu de este galardón, que no es otro que remarcar que el mejor activo de nuestra provincia son sus personas.

Un reconocimiento honorífico que ya lo ostentan, desde 2015, la meseña María José Castellano Parra, que a sus 30 años se había convertido en una experimentada profesional, responsable en España de los productos relacionados con radiología, fluoroscopia, cirugía, mamografía, urología y rayos X móvil, además de ser la representante española en el programa internacional Cockpit de Siemens;  desde 2016, la motillana Paula Crespo, que a sus 26 años ya había destacado en el campo de la dietética y la nutrición dentro del Servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Universitario y Policlínico ‘La Fe’ de Valencia, así como en el Instituto de Investigación Sanitaria del mismo centro hospitalario; y, por último, desde 2017, el general ucleseño Félix Sanz Roldán, que a sus 73 años, tras una brillante y excepcional carrera militar y personal, desde 2009 ostenta el cargo de Secretario de Estado-Director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).