La sonoridad más primaveral, típica del mes de mayo, llega a Veranos en Cuenca de la mano del Grupo Torcas. La cita, tan popular como tradicional, tendrá lugar en la Plaza de la Merced a las 22 horas, tal y como cada una de las actuaciones que tienen lugar en la misma.

El Grupo Torcas trae esta noche a la Plaza de la Merced ecos primaverales con sus canciones de ronda y mayosEl Grupo Torcas, creado en el año 2014 por un grupo de amigos sin ánimo de lucro, tenía como pretensión la difusión del folclore y música tradicional. En especial, cantar los mayos para que dicha costumbre no se fuera perdiendo, y no sólo eso, sino para que poco a poco fuera recuperando el esplendor que tiempo atrás tenía.

En el mes de mayo el grupo sale por la ciudad caminando por la calle con sus instrumentos, con los que van de ronda a cantar a diferentes mujeres de la ciudad. Como es habitual, la fémina sale a su ventana-balcón y desde la calle le cantan las canciones de ronda y el mayo. El grupo destaca la belleza que poseen los mayos o rondas cuando se cantan en el casco histórico de la ciudad, por sus emblemáticas y estrechas calles, las cuales poseen una acústica y una luz especial.

Los primeros ensayos de este grupo de música tradicional se dieron en los salones de la parroquia de San José, los cuales se dieron próximos a la navidad. Dadas esas fechas, comenzaron a ensayar villancicos y la primera actuación la hicieron el 22 de diciembre de 2014 en la misma iglesia que les vio crecer.

En la actualidad, el grupo está compuesto por 17 miembros, de entre los cuales 14 ponen voz, 6 tocan la guitarra, 4 los laúdes, 2 las bandurrias y un miembro toca el bajo, habiendo también percusión, un timple canario, ginebra, armónica y flauta, entre otros.

Con el paso del tiempo, el Grupo Torcas, además de sus tradicionales mayos, ha decidido introducir canciones de roda del folclore popular y tradicional conquense, así como pasodobles, islas canarias, habaneras, folclore hispanoamericano o música instrumental. Con este amplio repertorio, se espera una noche llena de tradición con ese peculiar florecer del mes de mayo lleno de sonoridad.