El Gobierno regional invierte más de 10.000 euros en mejorar el cruce entre la CM-310 y la N-320 en Cañaveras
 La actuación, que se ha llevado a cabo este verano, ha consistido en renovar la señalización vertical para aumentar la seguridad vial en este punto, pues se han producido ya varios accidentes.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido más de 10.000 euros en reforzar la señalización en el cruce de las carreteras CM-310 y N-320 a su paso por la localidad de Cañaveras, en la provincia de Cuenca.

El director provincial de Fomento, José Ignacio Benito, ha explicado que la carretera CM-310 a su paso por la localidad de Cañaveras intersecta con la carretera nacional N-320 en un cruce en “T” que resulta un punto peligroso, pues se han producido ya varios accidentes pese a la señalización existente.

“Es por ello que desde la Consejería de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha hemos invertido en el refuerzo de la señalización, especialmente la vertical, para mejorar la seguridad vial en este punto”, ha subrayado Benito.

La actuación, que se ha llevado a cabo este verano, ha consistido en la renovación de la señalización existente, deteriorada por el paso del tiempo; y la implementación de otra nueva. Así, se han instalado dos carteles cuadrados de 1200 x 1200 mm con fondo amarillo flúor con los pictogramas de señal de Stop, cuatro carteles cuadrados de 1200 x 1200 mm con fondo amarillo flúor con los pictogramas de señal de limitación de velocidad a 40 km/h, dos carteles rectangulares de 1950 x 950 mm con fondo amarillo flúor advirtiendo de la proximidad de un cruce peligroso a 125 m, dos señales triangulares de 1350 mm de ceda el paso con cajetín de preseñalización de detención obligatoria a 150 m, dos señales circulares de 900 mm de diámetro de limitación de velocidad a 60 km/h, dos carteles de 1950 x 650 mm con de advertencia de la presencia de BTA, dos señales circulares de 900 mm de diámetro de limitación de velocidad a 40 km/h, una señal circular de 900 mm de diámetro de limitación de velocidad a 80 km/h y cuatro señales circulares de 900 mm de diámetro de adelantamiento prohibido. Toda la señalización tiene nivel de reflectancia RA-3 o RA2 y están complementadas por focos alimentados mediante placa solar.