La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, destaca “las grandes posibilidades que ofrece esta inyección económica, que permitirá al Gobierno de Castilla-La Mancha desarrollar más iniciativas que nos faciliten mejorar la empleabilidad de los ciudadanos de la región, especialmente de las mujeres desempleadas, además de apoyar la creación de empresas, todo lo cual redundará en el refuerzo del tejido empresarial y, por ende, en el bienestar de nuestros ciudadanos”.

Estímulo de las iniciativas emprendedoras

Este Programa, que se destinará en Castilla-La Mancha a proyectos desarrollados durante el periodo 2014-2020, centrará su inversión en el fomento de la creación de empleo, en particular, a través del estímulo de las iniciativas emprendedoras; promoverá la inclusión activa de las personas más desfavorecidas, además de establecer actuaciones de mejora de las capacidades y cualificaciones profesionales de los recursos humanos de Castilla-La Mancha y de impulso de la adecuación de los sistemas de educación y formación a las necesidades del mercado de trabajo, así como los aprendizajes en el entorno laboral.

Para todo ello, el Gobierno regional contará con un presupuesto total de 236.805.624 euros, de los que el 80% se cofinancia a través de la ayuda directa del Fondo Social Europeo, es decir, 189.444.499 euros, que se distribuirán en tres ejes prioritarios de intervención, más un cuarto de asistencia técnica.

La consejera valora muy positivamente que más del 67% del presupuesto del Eje 1, enfocado a la creación de empleo, se destine a intervenciones de promoción de la contratación estable y la adquisición de experiencia laboral por parte de las personas desempleadas, en particular, las de larga duración y las de más edad. “Y es que la difícil situación que atraviesa el mercado de trabajo en Castilla-La Mancha hace necesario la apuesta por medidas de apoyo a la creación de empleo de calidad y la inserción laboral, la misma línea que sigue nuestro Gobierno con el desarrollo del Plan Extraordinario por el Empleo”, asegura.

El segundo eje, programado para la consecución del fomento de la inclusión activa y la lucha contra la pobreza, dispone de 52.820.330 de euros, es decir, del 22,31% del presupuesto, que se destinará a aumentar el número de participantes en situación o riesgo de exclusión social que se integran en los sistemas de educación o formación u obtienen cualificación o un empleo, incluido por cuenta propia.

Las actuaciones dirigidas a mejorar la formación y cualificaciones de las personas que permitan aumentar la empleabilidad se configuran como la segunda línea de actuación que mayor inversión del Fondo Social Europeo concentra, con un 23,97% del presupuesto en el Eje 3, es decir, 56.754.060 euros de coste total.

65 millones más del Programa Operativo Juvenil 2014-2020

Además de la inversión del Plan Operativo Regional del Fondo Social Europeo, Castilla-La Mancha cuenta con una ayuda adicional de más de 65 millones de euros del Programa Operativo de Empleo Juvenil 2014-2020, financiado también por el Fondo Social Europeo y dirigido a apoyar la reducción de la tasa de desempleo juvenil en la región, a través de la mejora de las cualificaciones y del fomento de la contratación y del autoempleo de la población joven de entre 16 y 30 años.