El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha dará luz verde el próximo martes a los 7,2 millones de euros que se destinarán este año al programa ‘Contrato Joven’, un plan específico de incentivos a empresas que generará hasta 1.400 contrataciones de jóvenes menores de 30 años y que también incidirá en la empleabilidad de colectivos en riesgo de exclusión social.

El Gobierno regional aprueba este martes el programa ‘Contrato Joven’ que generará 1.400 contratos y estará dotado con 7,2 millones de euros
§ El presidente del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, ha reafirmado su compromiso para aprobar en el próximo mes de junio el III Plan de Formación Profesional de Castilla-La Mancha.

Así lo ha adelantado el presidente del Ejecutivo autonómico tras la inauguración del nuevo Centro de Referencia Nacional de las familias profesionales de energía eléctrica, agua y gas de Guadalajara; un acto en el que, junto a García-Page, también han participado, entre otros, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el subdelegado del Gobierno en la provincia de Guadalajara, Juan Pablo Sánchez; y el delegado provincial de la Junta, Alberto Rojo.

El presidente de Castilla-La Mancha ha detallado que el programa ‘Contrato Joven’ será uno de los tres ejes de la “nueva fase de concertación” que el Gobierno autonómico rubricará la próxima semana con el tejido empresarial y los sindicatos de la región y con el que se “definirá la nueva estrategia de creación de empleo” del Ejecutivo.

Un plan que, tal y como ha avanzado García-Page, contendrá medidas de discriminación positiva para jóvenes, mujeres y parados de larga duración e incentivos a empresas que se mantendrán a lo largo de los próximos años aunque la situación socioeconómica y de empleo se sitúe en los niveles anteriores a la crisis. “Nunca retiraremos los estímulos públicos”, ha comprometido el presidente de Castilla-La Mancha, ya que son necesarios tanto para las empresas como para sectores del mercado laboral de difícil inserción.

Una filosofía que también estará presente en la futura Ley de Garantía de Rentas que, tal y como ha recalcado el presidente regional, blindará un “mínimo colchón” económico para cualquier familia de la comunidad autónoma.

En esta línea, ha valorado medidas de conjunto ya puestas en marcha de manera pionera en Castilla-La Mancha, como el programa ‘Garantía +55’, que ya ha comenzado a ser imitado por otras comunidades autónomas y que convierte el subsidio por desempleo en un puesto de trabajo con el que conseguir una mejor cotización y, por ende, acceder a una futura jubilación con dignidad.

III Plan de Formación Profesional de Castilla-La Mancha

 Al hilo de la mejora de las condiciones de empleabilidad, García-Page se ha referido al sistema de Formación Profesional como una de las grandes “asignaturas pendientes en España”, a diferencia de lo que ha venido ocurriendo tradicionalmente en Europa, donde “se ha desarrollado de una manera más minuciosa”.

“Ahora se exige más elasticidad, adaptación e interacción con el mundo empresarial”, ha subrayado, por lo que “educación y empleo tienen que ir de la mano”; un proceso de modernización y adaptación del sistema de FP que, ha defendido, “tiene que venir acompañado de ciencia”, combinando mejoras tanto en el sistema educativo en general como en el modelo de Formación Profesional.

En este punto, el presidente García-Page ha renovado su compromiso para que en el próximo mes de junio salga adelante el III Plan de Formación Profesional de Castilla-La Macha, “una guía útil de colaboración” con empresas, que tendrá especial incidencia en zonas tan industrializadas como el Corredor del Henares.

Listas de espera en niveles de 2008

Todas estas acciones, ha explicado el presidente del Ejecutivo autonómico, forman parte de una estrategia de fondo que el Gobierno regional viene desarrollando desde el inicio de la legislatura con la reconstrucción y mejora de la estrategia de empleo, el sistema educativo, los servicios sociales y la sanidad pública como principal objetivo.

Al hilo de estas declaraciones, ha valorado los últimos datos conocidos sobre listas de espera sanitarias en Castilla-La Mancha, correspondientes al pasado mes de marzo. Un registro que, por décimo mes consecutivo, se encuentra por debajo de las 100.000 personas y que lleva a las listas de espera sanitarias de Castilla-La Mancha a niveles de 2008.

Un objetivo, el de la disminución de las listas de espera, que, tal y como ha recordado el presidente regional, no ha impedido que el Gobierno autonómico haya puesto en marcha programas que podrían sobrecargarlas, caso de los planes de prevención de cáncer de cérvix o de colon, en los que se han cursado 625.000 y 500.000 citaciones respectivamente.

Una senda de recuperación que está generando un “crecimiento sostenible”, en el que la confianza empresarial y la creación de empresas son pilares fundamentales junto con la recuperación de los servicios esenciales para la ciudadanía.

Una línea en la que también se enmarcan proyectos como la reanudación de las obras de nuevos hospitales como el de Guadalajara que, en los próximos meses, cogerá mucha “velocidad y dirección”, el Plan de Renovación de Alta Tecnología, el programa de revitalización de centros de especialidades o la construcción de nuevos centros de salud, como el de Azuqueca de Henares (Guadalajara), cuyo contrato se firmará la próxima semana.

Una obra que, ha remarcado García-Page, “es muy necesaria”, que fue paralizada por el anterior Ejecutivo del Partido Popular y cuyo inmueble, ha lamentado, incluso se quiso devolver al Estado.