El pasado martes, 27 de marzo, se firmó en el Ayuntamiento el contrato con la Asociación La Camada, entidad que durante los próximos cuatro años, más dos posibles de prórroga, se encargará de la gestión del centro de acogida de animales abandonados de Guadalajara.

Para dar a conocer el contenido del nuevo contrato y las vicisitudes que han obligado a retrasar al firma del mismo, Francisco Úbeda, concejal responsable del área de Medio Ambiente, junto con representantes de La Camada, ha comparecido hoy en el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Guadalajara firma el contrato con La Camada y recuerda que es sólo para animales abandonados en el municipio

Entre otros datos, el edil ha relatado el proceso desarrollado desde el pasado  17 de octubre, fecha en la que se adjudicó el servicio a La Camada, hasta la fecha del 14 de marzo, en la que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, resolvió el recurso interpuesto en su día por otra mercantil contra el acuerdo de adjudicación.

Dicho Tribunal ha dado la razón a los servicios técnicos municipales en su totalidad, ha recalcado Úbeda. También ha señalado que el periodo comprendido entre el 8 de septiembre y el 26 de marzo, La Camada ha estado prestando el servicio sin contrato. No obstante ha aclarado que “las facturas generadas en ese periodo, debidamente justificadas por la entidad y reconocidas por los servicios técnicos municipales, se harán efectivo por los cauces administrativos previstos”. Hay consignación presupuestaria, están informadas favorablemente por los técnicos y “tienen todo el derecho a cobrar”, ha recalcado, no hacerlo efectivo se podría considerar “enriquecimiento injusto”, lo que no se ajusta a derecho.

Saturación del centro por la acogida de animales abandonados en otros municipios

Además de agradecer la labor que realiza La Camada, ha querido salir al paso de los problemas que está causando en este servicio, “la saturación” que están experimentando las instalaciones del centro de acogida en nuestra ciudad, debido al hecho de que se está acogiendo a muchos “animales abandonados en otros municipios”.

Ha recordado que el ámbito de actuación del centro de Guadalajara “es municipal”, es decir que está para acoger a animales abandonados en el término municipal de Guadalajara capital y sus pedanías. En este sentido ha pedido “responsabilidad” y ha anunciado el inicio de acciones para luchar contra esta situación por diferentes vías.

En el resto de la provincia de Guadalajara la recogida de animales abandonados es competencia de la Mancomunidad de la Vega del Henares, de la Diputación Provincial, y de algún ayuntamiento que también debe tener este servicio de acogida, ha comentado.

Úbeda ha denunciado la proliferación de mensajes en redes sociales que invitan a traer a Guadalajara los animales que se abandonan en otros municipios. Esta situación se está volviendo insostenible porque es muy difícil, ha dicho, albergar a tantos animales, cerca de unos 500.

Ha anunciado que se llevarán a  cabo reuniones de trabajo “para buscar una solución”, con la citada Mancomunidad, con la institución provincial y con asociaciones involucradas en el ámbito de la defensa animal.

Se va a perseguir legalmente a los que “estando empadronados en Guadalajara” traen al centro animales procedentes de otros municipios, ha reiterado.

El objetivo de todas las acciones que se van a emprender es dar el mejor servicio, concienciar sobre las adopciones responsables, al tiempo que se van a llevar a cabo campañas de control, que están teniendo una gran aceptación en muchas ciudades, para controlar las colonias felinas.

También se van a tratar de responsabilizar a los dueños de gatos para que implanten  microchips, lo que permitirá tener un control de estas colonias.

Se va a trabajar en un proyecto de esterilización de gatos para controlar las colonias de estos animales. Este proyecto, que se prolongará durante el periodo de vigencia del contrato, contemplará la esterilización, el control sanitario de los ejemplares de las citadas colonias, y su reincorporación a sus hábitats.

Trabajar con distintas asociaciones

Por lo que se refiere a la proliferación y saturación de las dependencias del centro de acogida de Guadalajara, el Ayuntamiento de Guadalajara va a contar con la  asociación Anaá la retirada de hasta 80 perros. La asociación La Camada tiene asignado por contrato la cifra de 205 adopciones al año, por lo que debido a la situación actual, se ha tenido que recurrir al contrato con otra entidad “para bajar el nivel de saturación”.

Servicio 24 horas al día, los 365 días del año

El contrato firmado el pasado martes supone un notable incremento, cercano al cincuenta por 100, pasando de 60.000 euros del anterior a los 90.000 de la presente adjudicación. El compromiso mínimo de adopción se fija en 205 “adopciones responsables”, y el número de esterilizaciones de gatos se cifra en 278.

Entre las novedades del contrato figura la ampliación del servicio a las 24 horas del día durante los 365 días al año.

Desde la Asociación se llevarán a cabo acciones divulgativas y de concienciación sobre las adopciones responsables.

La comparecencia de hoy ha tenido como protagonista especial a “Regaliz”, un bonito ejemplar de las denominadas razas potencialmente peligrosas para el que La Camada busca una familia responsable que lo quiera adoptar.

La comparecencia ha servido para agradecer la labor que realizan la asociación adjudicataria y para recordar los datos estadísticos sobre adopciones. Desde el año 2002 se han adoptado 2146 perros y 866 gatos, lo que arroja una cifra total de 3012 ejemplares.

En 2012 se adoptaron 106 perros y 46 gatos, 165 y 64, respectivamente en 2013. En 2014 la cifra subió a 175 perros y 90 gatos. 2015 se cerró  180 perros y 75 gatos. En 2016 la cifra de perros adoptados fue de 152 y de 76 gatos. El pasado año hubo 145 adopciones de perros y 87 de gatos.

Otro dato curioso es el relativo a los animales recuperados por sus propietarios. Desde 2002 hasta la fecha un total de 755 animales, de ellos 717 perros, han sido recuperados por sus dueños.

Para finalizar la comparecencia, Úbeda ha apelado nuevamente a la responsabilidad, y a que “cada municipio  gestione la recogida de los animales que se abandonen en sus respectivos términos”.  Ha insistido también en la necesidad de formación para los futuros propietarios de perros de las consideradas como razas potencialmente peligrosas.