La gran diversidad y su creciente calidad son las características que vienen a definir los caldos que este año participan en el Concurso Vinos de Cuenca, que organiza la Diputación Provincial, a través del Patronato de Desarrollo Provincial. Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, durante la presentación de la 24ª edición de este concurso, que tendrá lugar este jueves, 17 de marzo, a partir de las 17:30 horas en el hotel NH Ciudad de Cuenca.

Más bodegas y más vinos se dan cita en esta vigesimocuarta edición, que, a juicio de Prieto, vienen a reflejar la impresionante evolución del sector vinícola conquense, que ha alcanzado excelentes cotas de profesionalidad apostando siempre por la calidad de los caldos, que, afortunadamente, se han hecho un hueco en la mesa de nuestro país.MesaPresentacionVinosNota

Y, precisamente, con este objetivo y en busca de continuar impulsando este sector, la Diputación sigue organizando este Concurso, en el que, en esta ocasión, participan 29 bodegas y cooperativas vitivinícolas de la provincia con un total de 151 vinos. De éstos, según ha detallado la presidenta del Patronato de Desarrollo Provincial, Paloma García Casado, 42 son blancos, 20 rosados, 47 tintos jóvenes, 13 tintos crianza y 29 tintos reserva; es decir, se ha mantenido el volumen de blancos y tintos, mientras que han registrado un ligero incremento los rosados y tintos crianza.

García Casado ha llamado la atención sobre la calidad de los caldos que concurren; algo que, según ha dicho, lo han atestiguado con sus comentarios los miembros del Comité de Cata durante la sesión que se llevó a cabo el pasado 23 de febrero en el Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM).

Con este concurso, tal y como ha destacado la presidenta del Patronato, no solo se quiere reconocer la calidad de los caldos, sino también su presentación. De ahí que se vayan a premiar tres vinos en cada una de las cinco categorías: blancos, rosados, tintos jóvenes, tintos con más de 2 años, tintos con más de 3 años y presentación.

En definitiva, una edición la de este año que viene marcada por la excelente calidad de los vinos participantes, sin olvidar el continuo incremento, año tras año, tanto del número de vinos como el de bodegas. No en vano, se ha pasado de las 8 bodegas y 23 vinos de la edición de 1992 a las actuales 29 bodegas y 151 vinos. Una progresión que viene a corroborar el crecimiento de este sector y la gran importancia que tiene dentro de la economía provincial.