Diputación concede 18.000 euros de ayuda humanitaria y emergencia a Cáritas Diocesana de Cuenca
• Dentro de la modalidad B de la convocatoria de ayudas a la cooperación internacional al desarrollo, la Comisión de Seguimiento y Evaluación se ha decantado finalmente por el proyecto de Cáritas sobre refugiados centroafricanos en República del Congo

La Diputación Provincial de Cuenca ha concedido 18.000 euros de ayuda humanitaria y emergencia a Cáritas Diocesana de Cuenca para el desarrollo del proyecto sobre refugiados centroafricanos en República del Congo, tal y como se publica en la edición de este lunes del Boletín Oficial de la Provincia, que recoge el acuerdo adoptado por la Comisión de Seguimiento y Evaluación de este tipo de proyectos.

Con estos 18.000 euros de ayuda, esta organización no gubernamental, a través de Cáritas Congo, pretende procurar la subsistencia de un total de 1.100 personas pertenecientes a unas 571 familias de refugiados centroafricanos que se encuentran en las localidades de República del Congo de Bétou, Ibenga, Longa y Dongou. Un proyecto similar por el que Cáritas Cuenca también recibió el año pasado otra ayuda de acción humanitaria y emergencia del mismo importe, en ese caso para la asistencia a refugiados asentados en las localidades de Impfondo, capital del Departamento de Likouala; Bétou, al norte de dicho Departamento; y en Brazzaville, capital del país

Esta ayuda de acción humanitaria y emergencia de 18.000 euros forma parte de la convocatoria de cooperación internacional desarrollo de la Diputación conquense, en la que se incluyen cuatro ayudas más de 18.000 euros cada una, cuya resolución aún está pendiente de publicar y con las que la institución provincial viene desarrollando una política de cooperación y solidaridad regida por los principios generales de defensa de los derechos humanos, la igualdad de género, la defensa de la paz, la sostenibilidad ambiental y, en general, aquellos valores que ayuden a construir un mundo más humano y más justo.

El diputado de Servicios Sociales, Francisco Javier Doménech, ha recordado que esta convocatoria de cooperación internacional al desarrollo está adaptada desde el pasado año 2017 a los objetivos de desarrollo sostenible aprobados por Naciones Unidas (ONU) en septiembre de 2015, marcando las prioridades y líneas de actuación de los proyectos de cooperación al desarrollo susceptibles de ser beneficiarios de estas ayudas.