Los moradores de un edificio de Yunquera de Henares (Guadalajara) han tenido que ser desalojados esta mañana del inmueble, tras detectarse un fuerte olor a gas que procedía de una estufa de butano que tenía una mala conexión.