La Junta financia 20 plazas del servicio de estancias diurnas de atención especializadas de esta Asociación en Guadalajara

El delegado de la Junta, Alberto Rojo, ha visitado la sede de la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias de Guadalajara para conocer las instalaciones y mantener un encuentro con el personal del centro.Asc. Alzheimer

Acompañado por el director de la Asociación, José Luis Muriel, y personal del centro, el delegado de la Junta se ha interesado por el funcionamiento del servicio que la Asociación presta en Guadalajara, donde el Gobierno regional tiene concertadas 20 plazas del Servicio de Estancias diurnas de Atención Especializada.

La Consejería de Bienestar Social tiene suscrito un convenio con la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias para financiar la puesta en marcha de estas 20 plazas a lo largo del presente año por un importe de 124.000 euros y una cantidad similar para 2017, en el caso de que mantengan ocupadas las 20 plazas durante este periodo de tiempo.

El delegado de la Junta se ha interesado por el funcionamiento de este servicio, en el que diariamente se atienden a personas de la provincia y ha mantenido un contacto con algunos de los usuarios del mismo.

Alberto Rojo ha agradecido al personal del centro la labor que desarrollan diariamente con los enfermos de Alzheimer y les ha reiterado el apoyo del Gobierno regional en su trabajo con estas personas. “El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja principalmente para atender las necesidades de las personas más necesitadas, objetivo con el que coincidimos con esta Asociación, que desarrolla una labor importantísima en nuestra provincia”, ha indicado el delegado de la Junta.

En el centro de la Asociación trabajan 10 personas entre psicólogos, terapeutas, auxiliares de enfermería, administrativos, trabajadores sociales y personal de limpieza y cocina. La atención a los pacientes se ofrece en horario de 9,30 a 17,30, de lunes a viernes, con servicio de comida y de transporte para quienes lo requieren.

A lo largo de la jornada, se trabaja la estimulación cognitiva a través de diversas actividades de comprensión lectora, cálculo, reconocimiento facial, trabajo de memoria a corto, medio y largo plazo, así como trabajo de fichas, puzles y otras actividades ajustadas a las necesidades personales de cada paciente. Asimismo, diariamente se realizan trabajos de psicomotricidad y se trabaja con cada paciente la higiene personal.