Por Cuenca Abstracta

Ante la situación de emergencia social y económica en la que se encuentra sumida Cuenca, desde Cuenca Abstracta 2016 pedimos unidad de acción por parte de todas las instituciones, colectivos y asociaciones que cuenten con alguna representación en la ciudad y provincia.

Cuenca necesita un plan MarshallLo fundamental es conseguirla a través del mayor consenso posible entre todos los implicados para que se plasme en una estrategia, procedimiento o acciones concretas que nos ayude a superar el momento en que nos encontramos.

Damos este paso ante la inoperancia y falta de liderazgo de las instituciones que nos ha llevado a multitud de hechos que nos han causado y causan perjuicio como la falta de conexión AVE-ciudad, impasse en numerosos proyectos, pérdida del Conservatorio, la precaria situación de la institución universitaria en Cuenca, ausencia de inversiones de calado, parking de Astrana Marín, los accesos mecánicos al Casco Antiguo e infraestructuras pendientes como la autovía Cuenca – Teruel y Tarancón – Guadalajara que son imprescindibles para que nuestra ciudad no se quede totalmente aislada.

En definitiva, convocamos a todos los ciudadanos, instituciones, asociaciones, organizaciones y colectivos sociales y económicos que quieran sacar a Cuenca y su provincia de esta situación  para que se unan y lideren una estrategia que se plasme en acciones concretas que vayan a ser realizadas o en procedimientos tendentes a ello con el único objetivo de dinamizar e impulsar la sociedad y economías conquenses y conseguir una igualdad real con el resto de provincias que conforman la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Para ello es preciso dotar a Cuenca de inversiones extraordinarias por parte de todas las Administraciones para invertir la situación en la que estamos ya que Cuenca y su provincia por sí solas no tienen capacidad ni el suficiente dinamismo económico y social para conseguirlo.