El Grupo Municipal Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Cuenca ha lamentado que el PP “desempolvara” ayer el rodillo de la mayoría, aprovechando la “estampida” de PSOE e IU del pleno, para tumbar dos mociones de la formación naranja “muy necesarias para la ciudad”.

Cs Cuenca lamenta que el PP “desempolvara” el rodillo de la mayoría aprovechando la “estampida” de PSOE e IU
Las mociones de la formación naranja instaban al Consistorio a buscar la colaboración de otras administraciones para acabar con el vertido de aguas residuales al río en las pedanías, y a acometer mejoras urgentes en el barrio de La Paz

En concreto, los ediles de Cs se refieren a la moción que instaba al Ayuntamiento a promover la colaboración con otras administraciones para acabar con el vertido de aguas residuales al río en las pedanías, y a la que comprometía al Consistorio a llevar a cabo mejoras urgentes en el barrio de La Paz, “para contrarrestar el abandono al que ha sido sometido durante décadas, especialmente en su parte más antigua”.

María Jesús Amores, portavoz de la formación en el Consistorio, ha señalado que durante unos minutos, y tras verse con mayoría en el pleno, “ayer se pudo comprobar la verdadera forma de hacer política del Partido Popular, que no es otra que la de imponer su voluntad”.

Amores ha criticado que el Grupo Municipal Popular se opusiera a ambas mociones, “aún reconociendo que conocía las necesidades”; lo que a su juicio demuestra “el poco interés de los ‘populares’ por resolver los problemas más urgentes de los conquenses”.

Para la portavoz de Cs, “no es excusa” que el PP se escudara una vez más en el tema económico, “pues si ya era consciente de estos problemas, debería haber priorizado en ellos en legislaturas anteriores antes de haber destinado dinero a actuaciones no prioritarias como los consultorios de madera de las pedanías (500.000 euros), el Bosque de Acero (más de 7 millones de euros), el carril bici (500.000 euros) o la candidatura a Capital Europea de la Cultura en 2016 (1,2 millones de euros)”.

“Durante muchos años se han despilfarrado recursos en cosas superfluas sin atender las necesidades básicas de la ciudad, y eso origina hechos como que estemos pagando un canon a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) muy superior al debido porque seguimos vertiendo al río agua sin depurar”, aseveró Amores.

En otro orden de cosas, los ediles de la formación naranja lamentaron la falta de interés del equipo de Gobierno por hacer valer un convenio urbanístico de hace 25 años que permitiría a los vecinos de la Paz contar con un centro social. Para Cs, Mariscal y sus concejales “mintieron deliberadamente” al afirmar que desconocían el mismo, “ya que la propia asociación de vecinos lo entregó en Alcaldía hace ocho meses y, ante la falta de respuesta, lo registró en el Ayuntamiento hace un mes”.

Mejoras para Tiradores Altos

Desde Ciudadanos han valorado que gracias a los votos de PSOE e IU saliera adelante la moción ‘naranja’ que quedó pendiente del pleno de junio, que promovía mejoras en el barrio de Tiradores Altos. Una moción a la que el PP se abstuvo, “demostrando una vez más su falta de voluntad por resolver los problemas de los barrios”.

Fruto de los acuerdos tomados, la moción compromete al Ayuntamiento a promover un Área de Rehabilitación Integral (ARI) ante la Junta de Comunidades que afecte tanto a Tiradores Altos como Bajos; “lo que permitirá al Consistorio acometer los proyectos de urbanización pertinentes, así como a los vecinos acceder a ayudas para arreglar sus viviendas”.

Además, la moción insta al equipo de Gobierno a limpiar los taludes del barrio –llenos de malas hierbas y suciedad-, a arreglar las zonas verdes –incorporando un parque gerontológico-, y a mejorar el servicio de limpieza en la zona.

En materia de movilidad, insta al Ayuntamiento a acondicionar la parada de autobús situada bajo el campo de  fútbol -ampliando la acera en la que aguardan los usuarios-, a habilitar en sus inmediaciones un paso de cebra que permita cruzar la vía con seguridad, y a resolver el problema de tráfico que genera la Zona Azul en la calle Santa Teresa.

Descalificaciones personales

Los ediles del Grupo Municipal Ciudadanos han manifestado su pesar por los hechos acaecidos durante el pleno, y que terminaron con la salida de la sala de los concejales de PSOE e IU.

Cs, que no termina de comprender el abandono de bancadas de ayer “cuando se han hecho acusaciones más graves”, sí comparte el malestar generado en los grupos de la oposición por las frecuentes faltas de respecto del portavoz ‘popular’ y algunos de sus compañeros hacia sus portavoces.

Respetando las decisiones que adopte cada grupo, los ediles de la formación naranja piden tanto a PSOE como a IU “que se hagan respetar por otros medios que no supongan dejar las decisiones políticas al albur de lo que imponga el equipo de Gobierno”. “Máxime –señalan- en un nuevo periodo político en la que la búsqueda del consenso proporciona una nueva garantía de gobierno a los ciudadanos”.