La presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional, María Dolores Cospedal, ha asegurado hoy que “hay que mirar para adelante y terminar con las situaciones de bloqueo” y que, por lo tanto, “el PP va a seguir con la mano tendida, vamos a intentar llegar a acuerdos para ofrecer un Gobierno estable para nuestro país y vamos a seguir trabajando”.

Durante una reunión con dirigentes del PP en Cuenca, Cospedal se ha referido a “la fallida investidura” de Pedro Sánchez la pasada semana en el Congreso de los Diputados, una sesión en la que por primera vez en la democracia se rechazó en segunda votación al presidente propuesto porque el propio candidato “sabía que fallaría al no ir con los votos necesarios”.

Sin embargo, “parece que el PSOE y Ciudadanos siguen empeñados en bloquear la situación y lo que le pediría a todo el mundo es que se terminen las situaciones de bloqueo, particularmente, se lo pido a Pedro Sánchez”, ha reclamado la dirigente nacional.

LOS RIESGOS DE LA IZQUIERDA RADICAL

Asimismo, ha advertido sobre los riesgos de buscar otro tipo de coalición que no sea el gran pacto con el PP: “Un Gobierno con Podemos y  con toda la izquierda radical haría que España se convirtiera en una suerte de Venezuela, en un lugar donde las libertades no existirían y donde cada vez habría más pobreza, más miseria, ningún crecimiento y, desde luego, ninguna distribución de la riqueza entre la población”.

Cospedal ha subrayado que las sesiones en el Congreso han dejado claro que “el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos es claramente insuficiente, porque no suman escaños ni votos ni puede permitir una legislatura ni tampoco un Gobierno”. Por lo tanto, ha pedido al líder del PSOE “que deje de presentar a la ciudadanía cuestiones imposibles, porque él sabe que son imposibles, y cuestiones que no suman votos, y en democracia lo que mandan son los votos y no los políticos, y de una vez por todas permita que en España pueda haber un Gobierno de futuro y de consenso, un Gobierno en el que todos tendremos que dialogar y dejar en el diálogo muchos puntos de vista que quizá en un principio considerábamos indispensables”.

LA UNIDAD DE ESPAÑA, INNEGOCIABLE

La secretaria general popular ha señalado que al diálogo hay que acudir con generosidad aunque con las posturas claras en lo que no debería ser objeto de discusión. “Hay líneas rojas que obviamente no se pueden pasar y son la unidad de España, la creación de empleo y el crecimiento económico”, ha explicado.

Otra cuestión, ha matizado María Dolores Cospedal, es que ni siquiera se plantee la negociación. Así, ha apuntado que “hay que decir que no al sectarismo, y vimos un ejercicio de sectarismo muy importante por Pedro Sánchez los días pasados en el debate del Congreso de los Diputados. Vimos un ejercicio de exclusión del partido que ha tenido la mayoría de los votos y de más de 7 millones de españoles que votaron al PP y vimos un ejercicio de irresponsabilidad”.

Por lo tanto, la dirigente nacional del PP ha reclamado de nuevo la urgencia del diálogo por el interés general de todos los españoles, y ha indicado que “si otros pretenden seguir bloqueando la situación que lo expliquen a los ciudadanos y que expliquen su falta de responsabilidad”.Cospedal Reunión Grupo Popular Diputación Cuenca-070316 (4)

(Visited 8 times, 1 visits today)