Así se ha pronunciado la dirigente popular esta mañana en declaraciones a los medios de comunicación en las Cortes regionales, después de asistir a la reunión del Grupo Parlamentario Popular en la cámara, previa a la celebración de la sesión plenaria.

Subida de impuestos

Cospedal ha anunciado que en el día de hoy el GPP presenta una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales de la Junta. Así, ha resaltado que los presupuestos “suben los impuestos a todos los ciudadanos” como es el caso del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados.

En este sentido la dirigente popular se ha mostrado en contra de esta subida de impuestos y ha recordado que desde el PP ofrecimos apoyar los presupuestos regionales si estos contenían una bajada de impuestos y no una subida como reflejan estos.

Presupuestos coartan libertad de elección de centro educativo

Además, ha señalado que las cuentas regionales van contra la libertad de los padres de elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos, al congelar y establecer el compromiso de disminuir la aportación a la educación pública concertada.

Presupuestos rebajan el gasto social

Cospedal, asimismo, ha asegurado que estos presupuestos “son regresivos en el ámbito social” porque los último presupuestos del Gobierno del PP destinaban a gasto social un 85% del mismo y ahora dedican un 70%.

Cuentas regionales aumentan el gasto corriente

Frente a esto, -ha continuado-, las cuentas regionales “aumentan el gasto corriente un 12%, que es el gasto que no va para prestar los servicios a los ciudadanos”, sino que supone la falta de rigor y la mala gestión y que el PSOE empiece otra vez a dilapidar el dinero público.

Fuga de empresas en la región

Cospedal ha manifestado que “estos presupuestos desincentivan a las empresas de Castilla-La Mancha y hacen planteamientos que tienen como consecuencia que muchas empresas de la región se estén yendo a comunidades vecinas”.

Así, ha explicado que somos, junto con Cataluña y Andalucía, la comunidad donde más empresas se van a Madrid, con la diferencia de que Cataluña tiene siete millones de habitantes y Andalucía ocho y Castilla-La Mancha algo más de dos millones. Por ello, el hecho de que el número de empresas que se vayan sea similar “es muy alarmante, como también nos parece muy alarmante que en Castilla-La Mancha haya bajado la creación de empresas en casi un 3% durante el pasado año”, ha concluido María Dolores Cospedal.