Durante esta semana, profesionales sanitarios pertenecientes a la GAI de Cuenca y GAP de Toledo, han comenzado a impartir las charlas relacionadas con el programa “Clase sin Humo”, una iniciativa de la Sociedad Castellano- Manchega de Medicina de Familia y Comunitaria (SCAMFYC) con la colaboración de la Consejería de Sanidad, en el que van a participar 1,659 alumnos de 1º de la E.S.O. de Castilla-La Mancha.

Comienza en la provincia de Cuenca el programa “Clases sin Humo” para prevenir el consumo de tabaco entre adolescentesLas charlas dieron comienzo el pasado lunes en el Instituto de Valera de Abajo, impartidas por el Dr. Juan Carlos Quispez, residente de Medicina Familiar y Comunitaria, acompañado por médicos de familia y enfermeras del Centro de Salud de Valverde del Júcar. Hoy viernes, han tenido lugar en IES Hontanilla de Tarancón, a cargo de la Dra. Mercedes de la Ossa Moreno. Continuarán durante todo el trimestre en el resto de centros que han solicitado adherirse a la iniciativa, siendo en Cuenca capital a cargo de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria.

Este proyecto tiene un origen europeo, que intenta dar toda la información necesaria a los jóvenes para que sepan decir NO al tabaco y así poder prevenir todas aquellas consecuencias del inicio del hábito tabáquico y poder evitar la primera causa de muerte y enfermedad prevenible de los países desarrollados. “Los alumnos son los que deciden”. Esta edad es crítica, de hecho, en Castilla-La Mancha, cerca del 30 por ciento de adolescentes es fumador con 15 años.

“Clase sin Humo” es un proyecto basado en el compromiso colectivo de toda la clase de mantenerse sin fumar durante el curso escolar y en la responsabilidad y confianza mutua de alumnos y profesores. Así se consigue reforzar el carácter voluntario de la decisión de no fumar y lo hace a través de un concurso que tiene una recompensa como estímulo. Hasta 22 institutos de la región se han adherido al programa que ya está llegando a las aulas.

Durante estas charlas, no sólo se dan a conocer los productos tóxicos que presenta el cigarro, sino que también se abordan otro tipo de prácticas tan extendidas entre nuestros jóvenes como es el consumo de tabaco en “cachimba” o “pipa de agua” y el cigarrillo electrónico. Como refiere la Dra. De la Ossa “nos sorprende mucho que muchos de ellos utilizan la pipa de agua debido a que no la creen tan peligrosa como el cigarrillo”.

Para la Dra. Mª Ängeles Gabriel , del Centro de Salud de Valverde del Júcar “impresiona la edad de comienzo del hábito tabáquico y el conocimiento de lo perjudicial que es, al mismo tiempo que se presentaban muy participativos”.

Tras la sesión, reafirman su compromiso de no fumar hasta el 31 de mayo, día Mundial sin tabaco. Cada clase participante elaborará un eslogan que irá acompañado de una representación gráfica sobre prevención de tabaquismo como requisito indispensable para participar en el concurso.