CEOE CEPYME Cuenca destaca la apuesta que están realizando las pequeñas y medianas empresas por la transformación digital, pues será el apartado que encabece sus inversiones en los próximos años.

CEOE-Cepyme Cuenca señala la apuesta de las PYMES por la transformación digital
La Confederación de Empresarios de Cuenca apunta que la gran mayoría de las inversiones de las pequeñas y medianas empresas destinarán sus inversiones a herramientas tecnológicas.

La Confederación de Empresarios de Cuenca destaca que este hecho deja claro que, independientemente de su tamaño, las empresas quieren dar el salto a la revolución tecnológica, pues saben que es fundamental para ser competitivas en un futuro.

Los datos de esta apuesta se desprenden del informe ‘Perspectivas de la Pequeña Empresa en España’ que ha elaborado la consultora KPMG Impulsa en colaboración con CEOE. Se trata de un estudio que recoge la opinión de 348 empresarios y directivos de empresas de menos de 50 trabajadores establecidas a lo largo de todo el país.

Este estudio señala que la mayoría de estas empresas, por encima del 40% destinarán sus inversiones más próximas a la transformación digital con el fin de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de los clientes y ser más competitivas.

Estrategia

Dentro de sus planes estratégicos estas empresas señalan que sus prioridades son la mejora de los procesos y el desarrollo de nuevos productos y servicios, seguido de la transformación digital en tercer lugar.

Estas mismas compañías tienen claro que todos estos cambios han variado sustancialmente la relación de las empresas con el cliente, fundamentalmente por la entrada de las nuevas tecnologías y la transformación digital en el trabajo diario.

Este estudio de KPMG y CEOE también  señala la internacionalización como uno de los grandes retos pendientes de las pequeñas y medianas empresas  en España.

De hecho, según los datos del ICEX, la base de las ventas al exterior está concentrada en poco más de cien empresas que exportan el 40% del total de las ventas, mientras que las compañías que exportan menos de 50.000 euros al año suponen un 0,2%.