El presidente y la gerente del Grupo de Acción Local (GAL) CEDER Alcarria Conquense, Vicente Caballero y Clara Isabel Fernández-Cabrera, han participado en la quinta reunión de trabajo del proyecto de cooperación LEADER “Desafío SSPA 2021”, celebrada en la localidad alcarreña conquense de Villar de Domingo García con asistencia de los gerentes de los 16 grupos de acción local de Teruel, Cuenca y Soria y representantes de las patronales de empresarios de las tres provincias, además del alcalde del municipio, Francisco Javier Parrilla, que ejerció de anfitrión del encuentro.

CEDER Alcarria Conquense concreta con los GAL de Cuenca, Soria y Teruel su Plan de Acción dentro de la Red de Áreas Escasamente Pobladas
Los 16 Grupos de Acción Local (GAL) y las patronales de empresarios de las tres provincias mantienen una reunión de trabajo en Villar de Domingo García

Como miembros de esta Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (en inglés Southern Sparsely Populated Areas, SSPA), el objetivo de este proyecto es sumar fuerzas para luchar contra la pérdida de habitantes y sus consecuencias potenciando una alianza estratégica que demande una política europea específica y fondos finalistas en el periodo 2021-2027 para estos tres territorios que presentan los índices de población más bajos de toda España y que la estadística oficial de la Unión Europea reconoce como “zonas escasamente pobladas”. “Algunos municipios de la Alcarria conquense están en una situación de no retorno pero otros creemos que todavía tienen posibilidades de subsistir. Es interesante e importante avanzar con este proyecto para que el lobby que vamos a ejercer en Bruselas tenga como resultados políticas, dinero y servicios para nuestros pueblos”, señala Caballero.

Estas acciones del GAL CEDER Alcarria Conquense se enmarcan dentro de la Medida 19 del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla La Mancha 2014/2020 financiada por el FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural), la Administración General del estado y la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y, en concreto, en el proyecto de Cooperación Interterritorial “Desafío SSPA 2021” dentro la Submedida 19.3 de ‘Preparación y realización de las actividades de cooperación del Grupo de Acción Local’.

En la reunión, los GAL y las patronales concretaron varios puntos de su Plan de Acción para 2018, ejerciendo como grupo coordinador la Asociación de Desarrollo de Gúdar, Javalambre y Maestrazgo de Teruel (AGUJAMA). Entre otros aspectos, debatieron y acordaron el desarrollo de varias actuaciones comunes, entre ellas uno de los gruesos del proyecto, los informes, estudios y auditorías a realizar para reforzar con los resultados que obtengan sus argumentos para formar una Red SSPA. Según aprobaron, durante este año comenzarán un informe sobre la situación actual de las provincias en cuanto a falta de servicios, infraestructuras y accesibilidad; otro sobre malas experiencias reales en los procesos iniciales de creación de empresas; un tercero sobre de fiscalidad diferenciada para territorios despoblados; y un cuarto sobre el impacto ecológico de la despoblación sobre los territorios.

También expusieron las acciones individuales de cada grupo y la coordinación informó de otros temas relacionados con el avance del proyecto como las aclaraciones solicitadas por parte de las Autoridades de Gestión, el funcionamiento interno en cuanto a pagos y flujos financieros, además de incidir en la necesidad de responder a las consultas públicas de la Unión Europea.

Por su parte, la coordinadora de la Red SSPA, Sara Bianchi, informó de su reunión en Bruselas con los responsables de las políticas regionales de las instituciones europeas. Dado que se ha abierto el periodo de revisión de la próxima programación de los fondos de cohesión, desde esta Red han presentado un documento de posición proponiendo a la Comisión Europea acciones concretas en diversas áreas. Una de ellas se centra en una definición del concepto de zonas despobladas y con desventajas graves y permanentes que contribuya a repensar el modelo de distribución de fondos, equiparando la financiación de estos territorios con 12,5 habitantes por km2 a aquellos que en este momento tienen el reconocimiento inferior a 8 (los escandinavos) y que reciben fondos extraordinarios por esa condición.

Otro de sus planteamientos es la constitución de las agencias de desarrollo territorial que coordinen las acciones contra la despoblación siguiendo el modelo escocés. Además, presentaron los aspectos a tener en cuenta para un desarrollo rural diversificado como la necesidad de una línea específica de financiación que responda a las necesidades del territorio y solicitaron un cambio en el modelo de gobernanza de los fondos europeos, así como políticas
específicas en inversión, investigación e innovación.