El secretario general de CCOO Industria en Castilla-La Mancha, Ángel León, ha anunciado movilizaciones por el despido de 69 trabajadores fijos discontinuos en Geacam, de forma unilateral y “ninguneando” a la representación social, y la falta de soluciones por la dirección de la empresa pública y de la Junta.

CCOO anuncia movilizaciones por 69 despidos en la empresa pública GeacamLeón ha lamentado en rueda de prensa el despido de 69 empleados de Geacam, el 30 de noviembre, con contrato fijo discontinuo, cuyas plazas tenían que haberse cubierto el pasado año, y por la decisión unilateral de la dirección de la empresa que “ha ninguneado” a los agentes sociales al no cubrir esas plazas vacantes.

“Exigimos soluciones, no conflictos”, ha remarcado León, tanto a la dirección de la empresa como a la Junta Autonómica, porque “no queremos que se cuestione el servicio de prevención y extinción de incendios por no buscar soluciones a las 69 plazas vacantes”.

El dirigente de CCOO ha anunciado una primera movilización para el día 14, en Guadalajara, a la que sucederán otras más, aún no fijadas, en el resto de provincias de la región no se alcanza una respuesta satisfactoria en la reunión prevista para el próximo día 12 con la dirección de la empresa o la Junta no actúa para solucionar “el conflicto”.

León ha confirmado que se ha pedido una reunión con el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, para que “nos explique y dé respuestas a la encomienda del servicio, porque no entendemos las causas de los despidos y consideramos que ha sido una decisión arbitraria”.

Denuncian “falta de sensibilidad”

El secretario general de la Sección de CCCOO en Geacam, Manuel Amores, ha ampliado que, con el despido de los 69 trabajadores con contrato fijo discontinuo, la empresa “ha incumplido” con las obligaciones marcadas por la Consejería de Medio Ambiente, con los trabajadores y con el propio convenio colectivo que, “encima, está paralizado”.

Una actuación que, según Amores, ha derivado en más de 50 demandas individuales de los afectados, ante lo que ha considerado “una falta de sensibilidad de la empresa” hacia los despedidos y que ha ampliado al propio sindicato al desvelar que “nos hemos enterado que la empresa ha llamado a trabajadores que trabajaron hace tiempo, pero que no eran despedidos, para cubrir esos puestos”.

Algo, a juicio del responsable sindical, que agrava la situación porque “hablamos de una empresa pública que entre sus normas se encuentran las de igualdad, capacidad y publicidad” para aplicar condiciones laborales que “ofrezcan empleo estable y de calidad”.

Manuel Amores ha lamentado que “la dirección no sólo no dé soluciones, sino que está entorpeciendo y dando más problemas” a la readmisión de los 69 despedidos que ha obligado a un primera movilización ya confirmada y que se barajen las fechas del 15 y 22 de este mes y del 5 de abril para las siguientes.

“No se han cubierto las 69 plazas que deberían estar resueltas el año pasado y, encima, no sabemos lo que puede pasar con las que se deberían cubrir para este año”, ha enunciado Amores, quien ha criticado la posición del Gobierno regional: “Estamos volviendo a épocas anteriores, que creíamos ya olvidadas, del Gobierno anterior” del Partido Popular “de no dar empleo estable y de calidad”.