El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Francisco Cañizares, ha denunciado hoy que Page se esconde para evitar dar la cara por su nefasta gestión ante los profesionales sanitarios.

Así se ha pronunciado Cañizares, en relación con una denuncia realizada recientemente por el sindicato CSIF, quienes han mostrado su “indignación” con Page por lo que consideraron “una falta de consideración” de este hacia los trabajadores del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, cuando eludió un encuentro con los empleados del centro en un acto que tuvo lugar la pasada semana.

Según CSIF, Page trasladó el acto a otras dependencias del hospital cuando vio que allí no solo se encontraban los medios de comunicación, sino que también estaban los trabajadores. Además, el referido sindicato denunció la situación que atraviesan los trabajadores, que se encuentran “saturados y los servicios están cada vez más masificados”.

Así, Cañizares ha recordado que Page ha incrementado las listas de espera sanitarias en relación con junio de 2015; lo que supone que hay tres veces más castellano-manchegos que tienen que esperar más de 180 días para ser atendidos, así como casi 1.500 niños que tienen que esperar un año para ser intervenidos, con la incertidumbre que supone para las familias, que no entienden unos retrasos tan tremendos, ya que en muchos casos son enfermos con patologías graves.

Además, según el dirigente popular, Page ha recortado 22 millones en inversiones sanitarias sin dar una sola explicación, a pesar de las necesidades que tiene el sistema sanitario por unas políticas nefastas del Gobierno socialista, que en nuestra región ha impedido contratar a profesionales sanitarios durante los últimos meses del año.

Según el portavoz popular, esto coloca a los profesionales en una situación insoportable, ya que tienen que trabajar por encima de la jornada laboral máxima anual, cubriendo ausencias de personal al no haber sustituciones, y teniendo que hacer frente a quejas y reclamaciones de los pacientes por el caos sanitario propiciado por Page.

Por ello, el portavoz popular ha manifestado que, con Page y Podemos, 2016 está siendo un año de mala gestión y desprecio a la labor de los profesionales sanitarios, tal y como denunciaba el sindicato CSIF, cuando Page ninguneó y despreció al personal del hospital de Toledo.

Así, Cañizares ha lamentado que Page no se quisiera acercar donde estaban los profesionales, ni siquiera para agradecer su labor estos días de Navidad, ni para reconocer el extraordinario trabajo que están realizando desde el hospital de Toledo, atravesando una situación muy difícil, máxime cuando se siguen retrasando las obras del nuevo hospital de Toledo.

Por el contrario, según el portavoz popular, Page hizo lo que siempre hace: ir a los sitios sin dar respuestas ni soluciones y tratando de ocultar la realidad de su mala gestión.

Por todo lo anterior, Cañizares ha denunciado que tenemos un presidente “escondido e incapaz de dar la cara ante los que están sacando adelante la Sanidad de Castilla-La Mancha, a pesar de la nefasta gestión de Page y el consejero del ramo”, ha concluido.