Cinco bomberos especializados en protección del Patrimonio, del Parque Municipal de Cuenca, dirigidos por Pablo Muñoz, jefe del Servicio de Bomberos y Protección Civil, han participado en el simulacro de gran terremoto celebrado en la región de Murcia organizado y coordinado por la Unidad Militar de Emergencias (UME).

⦁ Los ejercicios han consistido en la estabilización de fachadas murales y torres de la Iglesia de San Juan de Dios y estabilización del edificio del Museo de Bellas Artes

El equipo de Cuenca ha participado a través de la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, ya que forman parte del Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en Patrimonio Cultural.

Según ha explicado Pablo Muñoz, se ha trabajado conjuntamente con el equipo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR) del primer batallón de la UME de Madrid y León; y los técnicos de Patrimonio del Ministerio de Cultura y del Gobierno de Murcia

Los ejercicios que han realizado los bomberos de Cuenca han sido la estabilización de fachadas murales y torres de la Iglesia de San Juan de Dios de la capital murciana, utilizando diferente técnicas de estabilización de urgencias y en el Museo de Bellas Artes, estabilizando el edificio y evacuando obras de arte.

En la simulación, una de las de mayores dimensiones que se han realizado en toda España, se ha activado 3.500 efectivos de diferentes cuerpos de seguridad, sanitarios, Protección Civil.

Esta catástrofe ficticia contemplaba además del terremoto, incidencias de todo tipo entre las que se encontraban la de riesgo químico, provocando 270 muertos, 860 heridos de gravedad, 153 centros educativos evacuados, cien edificios colapsados y 1.300 con daños muy graves