El Gobierno de Castilla-La Mancha apoya un proyecto de la organización no gubernamental Médicos del Mundo denominado “Intervención con personas en situación de prostitución”, que busca la integración social de  284 mujeres localizadas en prostíbulos, pisos o zonas urbanas de Toledo y Ciudad Real.