El Consejo de Gobierno ha autorizado la ampliación en diez millones de euros del crédito destinado a la convocatoria de ayudas para el fomento de la inversión y la mejora de la productividad empresarial en Castilla-La Mancha, conocida también como ‘Adelante Inversión’.

Autorizado un gasto de casi dos millones de euros para cuatro actuaciones de depuración y abastecimiento de agua entre ellas Belmonte y Valdeaveruelo
§ Castilla-La Mancha contará por primera vez con una convocatoria de ayudas para proteger los cultivos de los daños causados por los conejos mediante la instalación de mallas y protectores individuales. También se ha dado luz verde a tres líneas de ayudas para proyectos de investigación en el ámbito agroalimentario y forestal.

El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, que ha informado hoy de los acuerdos adoptados esta semana, ha explicado que la dotación económica de estas ayudas se incrementa así de los 20 millones de euros previstos inicialmente a los 30,5 millones, distribuidos en seis millones de euros en 2018, 12,5 millones en 2019 y 12 millones de euros más en 2020.

Se subvencionarán aquellos proyectos promovidos por pymes dentro del territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha para la creación de nuevos establecimientos -siempre que lleven aparejada la creación de algún puesto de trabajo-, la ampliación de la capacidad de los ya existentes, la diversificación de productos y la transformación del proceso global de producción.

Entre los gastos e inversiones subvencionables figuran la adquisición de edificios o de terrenos y la urbanización de éstos, la realización de obra civil, los trabajos de planificación e ingeniería del proyecto asociados a ésta y la adquisición de bienes de equipo, maquinaria, instalaciones y utillaje, mobiliario y enseres, así como de equipos y programas informáticos.

En cuanto a la cuantía de las subvenciones, éstas podrán ser de hasta un 30 por ciento de la inversión subvencionable cuando el beneficiario sea una microempresa o una pequeña empresa y de hasta un 20 por ciento si es una mediana empresa.

Además, habrá una subvención adicional de hasta el cinco por ciento del importe subvencionable para proyectos vinculados a sectores considerados prioritarios, estratégicos y emergentes en Castilla-La Mancha, como el textil y calzado, la cerámica, la madera y el mueble, el sector turístico, el aeronáutico, el metalmecánico o las actividades relacionadas con el medio ambiente y la bioeconomía.

También recibirán más financiación los proyectos promovidos por empresas participadas mayoritariamente por mujeres, jóvenes menores de 30 años, personas mayores de 55, desempleados de larga duración y personas con discapacidad, y aquellos que conlleven la creación de puestos de trabajo, con una subvención adicional por cada puesto de trabajo creado a tiempo completo que podrá llegar al diez por ciento más.

Por último, también contarán con un 20 por ciento más de ayuda los proyectos que se ubiquen en los municipios incluidos en alguna de las zonas ITI de Castilla-La Mancha, como por ejemplo, ha añadido Hernando, Talavera de la Reina.

“Este Gobierno quiere seguir siendo el mejor aliado de los empresarios, que configuran el 97 por ciento del tejido empresarial de nuestra región”, ha enfatizado Hernando, que ha recordado que desde la puesta en marcha del Plan Adelante, más de 5.000 empresas se han acogido a las diferentes convocatorias, con una inversión asociada de 550 millones de euros y una subvención del Gobierno regional de casi 61 millones.

Sólo la convocatoria ‘Adelante Inversión’ ha registrado más de 900 solicitudes en las anteriores convocatorias, lo que, en palabras del portavoz, “demuestra el enorme interés por parte de las empresas que tienen ganas de invertir en Castilla-La Mancha” y que en la pasada legislatura apenas contaron con 22,7 millones de euros de incentivos empresariales, muy lejos de los 260 millones de euros del Plan Adelante.

Hernando ha destacado que se trata de un esfuerzo conjunto que ha permitido crear 8.000 empresas en lo que va de legislatura y que Castilla-La Mancha tenga uno de los índices de confianza empresarial más altos de España. “Hemos puesto una alfombra roja para que las empresas lleguen, sin olvidar bajo ningún concepto que aquí hay empresas que querían agrandarse y que querían invertir por primera vez en su tierra”, ha apostillado.

Casi dos millones de euros en materia de depuración y abastecimiento

Asimismo, el Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de casi dos millones de euros para ejecutar cuatro actuaciones en materia de depuración y abastecimiento en la región. Así, ha dado luz verde a la mejora de la depuradora de Belmonte (Cuenca) por un importe de 407.000 euros, la mejora de la depuradora de Valdeganga (Albacete) por valor de 390.000 euros, y la finalización de la depuradora de Valdeaveruelo (Guadalajara), paralizada en 2011, con una inversión de 860.000 euros.

Asimismo, el Ejecutivo regional ha aprobado un gasto de 243.000 euros para mejorar la potabilización del sistema de abastecimiento de la Mancomunidad ‘El Girasol’, en las provincias de Cuenca y Toledo. Una actuación destinada a mejorar el rendimiento de la planta de nanofiltración ubicada en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Almoguera, que viene a completar las actuaciones de mejora llevadas a cabo por parte del Gobierno regional con el compromiso de mejorar la calidad y la presión del agua en esta comarca.

Está previsto que estas cuatro actuaciones, que beneficiarán a 40.000 habitantes de la región, estén concluidas en el primer trimestre de 2019, excepto las de mejora de la depuradora de Belmonte, que lo harán a mediados del próximo año.

Hernando ha recordado que la depuración y el abastecimiento son ejes fundamentales en la política hidráulica del Gobierno de García-Page para dar una solución a los municipios que sufren las consecuencias de las paralizaciones en las obras durante la pasada legislatura, con sanciones desde las confederaciones hidrográficas por no depurar correctamente y falta de calidad y presión en el abastecimiento, “un tema fundamental para tener una buena calidad de vida en cada uno de nuestros pueblos y ciudades”, ha explicado.

Subvenciones para mallas conejeras y protectores individuales

Por otro lado, el Gobierno regional ha aprobado una convocatoria de ayudas por valor de 200.000 euros para la protección de los cultivos de los daños causados por los conejos, mediante la colocación de protectores individuales y mallas conejeras.

Las ayudas se enmarcan en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y en el caso de las instalaciones destinadas a evitar los daños causados por los conejos se trata de la primera vez que se convocan en Castilla-La Mancha, ha destacado el portavoz regional.

La cantidad destinada a estas ayudas, que se podrán ampliar si es necesario, permitirán la colocación de 9.500 unidades de protectores individuales para cultivos leñosos, con un máximo de 500 unidades por solicitud, y de 185.000 metros lineales de cerramientos con mallas conejeras, con un máximo de 1.000 metros lineales por solicitud.

El Consejo de Gobierno ha aprobado además tres líneas de ayuda por importe de 3,7 millones de euros para impulsar la innovación y la investigación en el sector forestal, agroalimentario y en el ámbito de la sanidad animal y vegetal. “Se trata del mayor paquete de ayudas que se ha sacado nunca para aportar innovación en el sector agrario agroalimentario y forestal en Castilla-La Mancha”, ha subrayado Hernando.

Las ayudas van destinadas a empresas particulares, cooperativas, asociaciones empresariales, agrupaciones de productores u organizaciones interprofesionales que colaboren con institutos públicos o privados de innovación en proyectos de desarrollo tecnológico.

Con ello, ha argumentado el portavoz, se potenciará la creación de convenios con las instituciones y organismos de investigación regional como el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF), el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), la Universidad de Castilla-La Mancha y otras instituciones, que permitan el desarollo de nuevas técnicas, nuevos productos o procesos de elaboración.

Los interesados recibirán ayudas para proyectos piloto en estos tres ámbitos, “proyectos que buscarán el uso más eficiente de los recursos, la mejora y tecnificación de la producción o la optimización de cadenas de comercialización, así como la lucha contra cambio climático”, ha concluido.