La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Cesárea Arnedo, ha denunciado que Podemos pretendía hacer cacicadas e irregularidades con la tramitación de la Ley de Mecenazgo.

Arnedo denuncia que Podemos pretendía hacer cacicadas e irregularidades con la tramitación de la Ley de Mecenazgo
• Indica que, si PSOE y Podemos hubieran querido, podrían haber aprobado la ampliación del plazo que pretendía Podemos, saltándose el Reglamento pero, en esta ocasión, se han quedado solos ante esta irregularidad manifiesta

Arnedo ha lamentado, tras las declaraciones de la vicepresidenta de las Cortes –de Podemos- María Díaz, mintiendo al acusar al PP de boicotear la referida ley, cuando lo cierto es que, debido a la falta de trabajo de esta formación, su incompetencia e inexperiencia en las Cortes, sabiendo desde el día 15 de marzo que está publicada dicha ley en el Boletín Oficial de las Cortes y donde se publica que “el plazo de presentación de enmiendas concluirá el día 5 de abril de 2018”, tras las vacaciones de Semana Santa, se olvidaron de presentar las correspondientes enmiendas a la ley.

Además, la dirigente popular ha recordado que Podemos pretendía esconder su falta de trabajo intentando una ampliación del plazo de presentación de enmiendas; algo a lo que los servicios jurídicos de la Cámara se mostraron contrarios, ya que la actuación que pretendía hacer Podemos es ilegal.

Según Arnedo, es intolerable esta actuación de Podemos, incapaz de realizar sus trabajos en tiempo y forma, a pesar de que tiene más asesores que el PP con tan solo dos diputados y, además, ha acusado a Díaz de no leerse ni siquiera el propio Reglamento de la Cámara.

Así, ha señalado que, si PSOE y Podemos hubieran querido, podrían haber aprobado la ampliación del plazo que pretendía Podemos, saltándose el Reglamento pero, en esta ocasión, se han quedado solos ante esta irregularidad manifiesta.

Asimismo, la dirigente popular ha señalado que María Díaz va a aprobar esta ley con las enmiendas del PSOE, puesto que se han convertido en `traguemos´; máxime, cuando el Gobierno socialista les ha amenazado recientemente con prescindir de ellos si ponen trabas a cualquier iniciativa del Gobierno de Page, ha concluido.