La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha explicado que “los procesos de socialización cambian y por tanto las políticas de igualdad deben acoplarse a la realidad para que sean efectivas, las desigualdades no pueden consolidarse como un proceso normal”.