La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR) respalda la concentración convocada por la Real Federación Española de Caza bajo el lema “La caza, nuestra forma de vida” que tendrá lugar este domingo, 15 de abril, de manera simultánea en 40 capitales españolas en defensa de la actividad venatoria.

AMFAR secunda la concentración en defensa de la caza y el medio rural de este 15 de abrilAMFAR secunda esta concentración porque está convencida de que atentar contra la caza supondría mandar a la ruina a numerosos municipios cuya renta depende de la caza, habría despoblación, aumentarían los daños en la agricultura y en la ganadería y acabaríamos con la conservación sostenible de nuestros recursos naturales.

No en vano, la actividad cinegética registra un impacto económico de 604 millones de euros anuales en la región castellano-manchega, lo que suponte el 1,7% del PIB de la región.

Además y gracias a la caza, en Castilla-La Mancha  se han registrado casi 24.000 puestos de trabajo al año, entre los que se contabilizan cada vez mayor contratación de mujeres que han percibido en la caza una verdadera oportunidad laboral que permite dinamizar la actividad económica en las zonas rurales, fijar la población, frenar el envejecimiento y mejorar las condiciones de vida de nuestro ámbito rural.

Los cazadores piden respeto y exigen medidas contra la impunidad en redes sociales

La Real Federación Española de Caza (RFEC) y todas las federaciones autonómicas de caza han convocado para el próximo domingo concentraciones en más de 40 capitales de provincia (*) para pedir respeto al mundo de la caza y exigir medidas contra la impunidad en redes sociales, defender la actividad cinegética como clave para el desarrollo económico y social del mundo rural, y esencial para la conservación de las especies, del medio ambiente y de la diversidad. Estas movilizaciones cuentan con el apoyo y participación de todos los sectores del mundo rural (agricultura, ganadería, pesca, forestal…).

En Madrid, la previsión de la Federación Madrileña de Caza es que acudan a la concentración miles de cazadores que, bajo el lema Sí a la caza, nuestra forma de vida, reclamarán al Gobierno español que adopte medidas para poner fin a la escalada de insultos, agresiones y ataques que sufre el colectivo por parte de animalistas y ecologistas, y que reconozca que la caza sostenible, ética y regulada es una herramienta imprescindible para el equilibrio de las especies y del ecosistema.

La RFEC demanda con estas concentraciones que el Gobierno tome medidas, como la reforma del Código Penal, para frenar la impunidad en las redes sociales por parte de colectivos radicales que se amparan en el anonimato y en la libertad de expresión para atacar de forma indiscriminada a todos los cazadores, cazadoras y hasta niños aficionados a la caza.

La RFEC quiere recordar que la caza es una actividad legal y regulada que en España practica casi un millón de personas, por lo que reivindica ante la sociedad el derecho de los cazadores a disfrutar de una caza ética y sostenible, y reclama a las Administraciones Públicas sensibilidad ante los problemas, demandas y necesidades del colectivo.