Los alumnos de sexto de Primaria del Colegio de San Clemente ‘Rafael López de Haro’ han recaudado 4004,20 euros a través de un proyecto educativo, emprendedor y solidario que consistía en la venta de bocadillos y bizcochos. Este dinero ha sido donado a niños de Esmeraldas (Ecuador) para atender sus necesidades educativas y alimentarias.

Alumnos del C.E.I.P. Rafael López de Haro de San Clemente recaudan 4000 euros vendiendo bocadillos y los donan a niños de Ecuador
Los chicos han estado apoyados en todo momento por el director del centro y la profesora de Religión

Esta segunda edición de ‘Rafaeles solidarios’ ha contado de nuevo con la coordinación y apoyo del director del centro, Eduardo Sánchez y la profesora de Religión, la Hna Humi (ECSF). El pasado curso ayudaron a un proyecto de la India, por medio de Manos Unidas. Este año ha sido “espectacular”, reconocen y lo hemos llevado a cabo por medio de la Hna Pilar Sáinz, misionera comboniana y para Esmeraldas, una provincia de Ecuador.

La idea surgió en la clase de Religión en la que pensaron cómo llevar a cabo un proyecto solidario. Los responsables han sido los alumnos de sexto curso aunque la actividad ha estado abierta a toda la comunidad educativa. Los propios organizadores afirman que ha sido una experiencia “100% gratificante y enriquecedora”.

Forma de trabajar

Los alumnos se dividieron en cuatro grupos de trabajo. Unos se encargaron de publicitar el proyecto y darlo a conocer a través de diferentes medios: redes sociales, radio, carteles y presentaciones, entre otros. Otro grupo asumió la contabilidad, estudiaron presupuestos de los productos a ofrecer (bocadillos, bizcochos) y fijaron el precio de los mismos para ayudar en la consecución del objetivo.

Por otra parte, otros se dedicaron a buscar clientes ofreciéndoles el servicio y gestionando los encargos y las entregas de los pedidos o ventas. Y un cuarto grupo se encargó de la cocina, es decir de la preparación de los productos que se iban a vender. El proyecto se llevó a cabo durante las cinco semanas de Cuaresma. Los jueves han sido los días del reparto. En total 900 bocadillos, 110 bizcochos. Además de las aportaciones para ropa, comida y material escolar. Total 4004,20 €.

La ayuda en Esmeraldas

Con este dinero, los estudiantes de este centro sanclementino ayudan a dar educación y alimentación a niños y niñas de entre 8 y 12 años de Esmeraldas. Además, según explican, se trata de “ofrecer una formación cristiana y humana, impartiendo una enseñanza de calidad a estos niños

que provienen de familias pobres y numerosas, costeándoles el material escolar y uniformes para que en el futuro sean los ejes centrales de sus familias y de Esmeraldas”.

En Ecuador la encargada de llevar a cabo el proyecto es Mª del Pilar Sáinz Gómara, misionera comboniana que hace unos años estuvo en el colegio ‘Rafael López de Haro’ impartiendo una charla y contando su experiencia.