Alborada inaugura un nuevo tanatorio en Cuenca de casi 2.000 metros cuadrados
El Tanatorio San Julián cuenta con unas dependencias vanguardistas que disponen de todo tipo de servicios como cinco salas de vela, cafetería y restaurante, capilla, sala de despedida, sala de autopsias y garaje y además contempla espacio para contar en el futuro con un horno crematorio.

El Grupo Alborada ha inaugurado el Tanatorio San Julián en la ciudad de Cuenca donde podrá dar servicio funerario de calidad en este sector, además de estar adaptado a los avances de la ciencia, la tecnología y las nuevas costumbres.

Las instalaciones constan de un nuevo edificio integral de casi dos mil metros cuadrados en los que se dispone de un hall, tres despachos para la atención familiar, capilla, floristería, cafetería, comedor, terraza con acceso a las salas, cinco salas de vela, sala de despedidas, sala de autopsia, vestuarios, salas de exposición tanto de féretros como de lápidas, cuarto de limpieza, tres almacenes y garajes.

En estas instalaciones, en las que ya están reservados los espacios para contar en el futuro con un horno crematorio, trabajará un equipo de ochos personas, comprometidas con la empresa y con esta profesión.

Estas dependencias fueron inauguradas por el responsable de este tanatorio, Ramón Huerta, que estuvo acompañado por el obispo de Cuenca, José María Yanguas, que bendijo las dependencias y también por representantes de las distintas administraciones, entre otras el vicepresidente del Gobierno Regional, José Luis Martínez Guijarro, el presidente de la Diputación Provincial, Benjamín Prieto, y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cuenca y alcalde en funciones, Julián Huete.

El nuevo tanatorio incorporará servicios de vanguardia como un legado genético que permite extraer y custodiar el ADN del familiar fallecido para posibles consultas en un futuro.

Además, se dispone de un servicio de custodia de cenizas que quedan depositadas en los columbarios instalados en la capilla hasta que, pasado un tiempo prudencial y de forma sosegada, se tome una decisión de lo que se hace con ellas o el familiar que se hace cargo.

Otro servicio es la realización de un vídeo de despedida si el difunto lo desea en vida, así como la posibilidad de dejar dicho y documentado con todo detalle como uno desea sea su sepelio el día de mañana y evitar ese tipo de decisiones a tus familiares como por ejemplo la elección de flores, música, féretro, si inhumarse o incinerarse y que hacer después con sus cenizas en este caso.

También dispone este tanatorio de un servicio de asesoramiento jurídico gratuito especializado con el fin de dejar resueltas cuestiones que conlleva una defunción, no solo en lo referente al entierro, sino también en aspectos como la pensión o las herencias.

Grupo Alborada

El Grupo Alborada es una empresa familiar y la actual gerencia del nuevo tanatorio es la tercera generación de esta compañía, siendo Ramón Huerta, el actual responsable el nieto del fundador, Jesús Guillén, que comenzó a trabajar en el sector en los años 50.

El Grupo Alborada cuenta con una plantilla en la provincia de unos veinte trabajadores de los que ocho trabajarán en las nuevas instalaciones, todos ellos comprometidos con la empresa y un servicio esmerado.

En este momento, el Grupo Alborada, hasta hace unos diez años concentrado en la comarca de San Clemente, ya da cobertura, con sus diez Velatorios/Tanatorios a una buena parte de la provincia, unas cien poblaciones y 130.000 habitantes en su zona de atención.