Entre las labores llevadas a cabo se incluyen “las relativas al cambio de tipología de los contenedores, así como otras complementarias que eran necesarias para adaptar algunos de los elementos existentes a la Directiva específica del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo”, explica el edil.

Según el plan de trabajo establecido en su momento, se ha actuado en  65 contenedores soterrados, con tres actuaciones distintas, según la tipología de los mismos.

En cada uno de los once contenedores soterrados de carga lateral existentes en distintos puntos de la plaza de la Virgen de la Antigua y en la calle Capitán Boixareu Rivera, “se ha sustituido el contenedor soterrado por otro equipo de elevación hidráulica”. Estos contenedores están accionados por un motor eléctrico, de dimensiones adaptadas a la arqueta existente, y disponen de los siguientes elementos: buzón en acero inoxidable, con el escudo de Guadalajara y placa de residuo; una plataforma elevadora realizada con perfiles de acero galvanizado en caliente con mecanismo de elevación eléctrico, que se acciona mediante un mando a distancia, y una plataforma superior realizada en chapa lagrimada de acero galvanizado, dotada de junta perimetral estanca y adaptable a la pendiente de la calle.

En estos puntos, el servicio se están prestando con contenedores de carga lateral de superficie, “hasta que Unión Fenosa nos indique el punto de enganche para alimentar los motores que accionan las plataformas elevadoras”, explica el responsable de Limpieza.

Por lo que respecta a los contenedores de carga lateral existentes en  López de Haro, plazuela del Marqués de Villamejor, plaza de Beladiez, cuesta de San Miguel, travesía de Santo Domingo, calle El Carmen y plazuela de Don Pedro, “las actuaciones llevadas a cabo han consistido en la sustitución del contenedor soterrado  por otro  equipo de elevación hidráulica, adaptado, como en el caso anterior, a las arquetas prefabricadas existentes”.

En total, en estas zonas se ha actuado en un total de 32 contenedores, 15 de carga selectiva, y otros 17 de otras tipologías.

Estos nuevos equipos soterrados están dotados de dos buzones de acero inoxidable, uno de ellos con una toma de  enchufe rápido. Están rotulados también con el escudo de guadalajara y llevan la correspondiente placa de residuo.

En este caso, los contenedores cuentan con una plataforma hidráulica, con un mecanismo de elevación consistente en dos cilindros accionados mediante fluido suministrado desde el camión dre recogida”, comenta Francisco Úbeda.

Adaptación a la normativa europea

En los 22 contenedores soterrados de carga trasea repartidos también en distintas zonas del casco histórico: Miguel Fluiters, plaza Mayor, plaza del General Prim, plazuela del Marqués de Villamejor y plaza de Moreno, se han llevado a cabo las modificaciones necesarias para que puedan cumplir la Directiva de Máquinas del Parlamento Europeo y del Consejo.

Para este fin se han realizado las siguientes labores: limpieza general con achicado de agua en las arquetas; sustitución de válvulas paracaidas; instalación de cerrojos de seguridad; acondicionamiento de trampillas de acceso para labores de mantenimiento; revisión del circuito hidráulico, sustitución de boquillas de enchufe rápido, instalación de válvulas limitadoras de caudal en los dos camiones recolectores, reparaciones mecánicas de varios elementos y pintado exterior de los buzones.

Francisco Úbeda y Ángel García, concejal de Patrimonio Municipal, han visitado las distintas ubicaciones de los contenedores objeto de actuación para comprobar el resultado de los trabajos.