VOX trabaja por una Azuqueca que tenga tolerancia cero con la ocupación ilegal de viviendas
El grupo municipal VOX en Azuqueca de Henares se congratula de que, en el último Pleno ordinario de la ciudad, se haya aprobado una nueva Ordenanza que tipifique y recoja aquellas acciones “incompatibles con la convivencia ciudadana”, con un texto que apuesta por la defensa de los derechos y libertades individuales.

El Grupo municipal de VOX en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares votó a favor de la nueva Ordenanza Municipal. Contó con la adición de una enmienda a propuesta de los ediles Javier Ortega y Davinia Silva. En ella se requiere a la administración local a que aborde los problemas de seguridad e insalubridad que padece el municipio en los últimos meses. Concretamente, desde VOX se ha hecho especial hincapié en la necesidad de ofrecer una respuesta contundente ante la proliferación de casos de ocupación ilegal de viviendas en el municipio.

En palabras de Ortega “el Ayuntamiento no puede permanecer ajeno a esta problemática y, aunque es obvio que estamos en ocasiones ante fenómenos que trascienden el ámbito de la Administración Municipal ésta, en el marco de su competencia, debe combatirla eficazmente con los medios que el ordenamiento jurídico pone a su disposición. El incumplimiento de las normas básicas de convivencia es fuente de conflictos y nuestros vecinos exigen a los poderes públicos, especialmente a los que les son más cercanos, la elaboración de regulaciones cada vez más detalladas, así como medidas activas de mediación y, cuando proceda, de sanción, que ayuden a resolver estos conflictos».

Añade el portavoz del Grupo que “esta ordenanza es el instrumento que posibilita la disminución y eliminación de los actos vandálicos que se puedan producir en nuestro municipio, al tiempo que aborda los aspectos que vienen generando, con reiteración, problemas entre los vecinos. Con ello, hemos presentado una enmienda al texto original y alcanzado un acuerdo entre con el Equipo de Gobierno y Ciudadanos que permite dotar al municipio de unas normas básicas de convivencia, como son el cuidado y la protección de los espacios públicos y del mobiliario urbano, la limpieza y el tratamiento de los residuos; los ruidos molestos que se generan en el ámbito domiciliario y, también, la problemática que se sitúa alrededor de la contaminación acústica, la suciedad, y el fenómeno del botellón, entre otros”.

Con respecto al voto emitido en el anterior pleno por el que VOX no se sumo a la moción planteada desde el Grupo Ciudadanos frente a la ocupación ilegal, destacan desde la formación presidida por Santiago Abascal que “las declaraciones de intenciones por las que la administración dice que ‘minimizará’ los casos de ocupación ilegal nos parecían y siempre nos parecerán parte de un discurso blando y connivente con quienes quebrantan la ley. La ocupación ilegal exige contundencia y firmeza, poniendo en marcha todos y cada uno de los mecanismos que arbitra la ley para que, el que ocupa ilegalmente y usurpa la vivienda a sus legítimos propietarios, la abandone en menos de 48h a requerimiento de las autoridades”.

 
Comparte esta noticia: