Vídeo

 

Primavera y dron.

De amapolas y espigas te haré un collar, cantaba Pablo Guerrero en el año 1969 cuando, el folclore, de la mano de Joaquín Díaz y de grupos como Nuestro Pequeño Mundo y otros más, ocupaba un lugar destacado en el panorama musical español. Músicas del pueblo que, en el caso de Pablo, las sacaba del folklore extremeño en el que, en este caso, destaca una percusión machacona que recordaba músicas de la película Los Santos Inocentes.

Muy cerca de Cuenca capital, hay zonas en las que el tapiz vegetal es una cama de cereal, de espigas, en el que las amapolas y otras flores se mecen arropadas por suaves vientos.

 
Comparte esta noticia: