Este jueves 22 de noviembre, Cruz Roja en colaboración con restaurantes y establecimientos de comida rápida de la ciudad de Cuenca pone en marcha la iniciativa “Escribimos El Futuro, Sin Prejuicios”.

Una iniciativa que pretende volver a poner el acento en la idea de que el talento nada tiene que ver con la edad, el género o el lugar de origen de las personas, si no en sus capacidades y competencias.

Veintiocho restaurantes de Cuenca utilizarán 17.000 salvamanteles para sensibilizar sobre el talento
 Cruz Roja pone en marcha la inicativa “Escribimos el Futuro Sin Prejuicios” para contribuir a superar las barreras existentes para la contratación asociada al género, la edad o el origen.

Desde mañana jueves hasta el 30 de noviembre, 28 establecimientos hosteleros de la ciudad utilizarán un total de 17.000 salvamanteles diseñados con el mensaje “Ayúdanos a combatir los estereotipos, la integración laboral es un trabajo de todos y todas” con el objeto de invitarnos a reflexionar sobre cómo los estereotipos y prejuicios asociados a estas cuestiones pueden suponer barreras en el acceso de muchas personas al mercado laboral.

La entidad humanitaria en su compromiso con la integración de todas las personas a través del empleo, busca con iniciativas como esta, sensibilizar a la población en general y a las empresas en particular de la necesidad de vencer estos obstáculos y conseguir una sociedad más justa y cohesionada.

Un objetivo que se ha de abordar desde la implicación de todas las partes, por ello, Cruz Roja intenta que la empresa participe en todo el proceso tanto en la mejora de la empleabilidad de las personas como en las acciones de sensibilización sobre posibles prejuicios que nada tienen que ver con la valía de las personas.

Tanto es así que algunas de las empresas que participan en esta actividad ya vienen colaborando con el Plan de Empleo de Cruz Roja en la mejora de su formación y competencias personales y profesionales de las personas que buscan empleo.

Campaña En Realidad No Tiene Gracia

Esta iniciativa se está llevando a cabo en otras ciudades, con la colaboración del tejido empresarial y está enmarcada dentro de la Campaña En Realidad No Tiene Gracia del proyecto Construyendo la Diversidad y la Integración a través del Empleo, financiado por la Dirección General de Migraciones y cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

La campaña intenta superar los estereotipos que dejan fuera del mercado laboral a personas en dificultad social con capacidades y talento, y contribuir así a la igualdad de oportunidades y de trato, y a la diversidad cultural en las empresas. Tiene en el humor su elemento central ya que es una herramienta muy poderosa a la hora de poner de manifiesto situaciones que merecen nuestra atención y nuestra reflexión. En ese sentido, las caricaturas que aparecen en los salvamanteles intentan reflejar lo ridículo y absurdo de los estereotipos que asociamos a determinadas personas por su edad, origen y género y que nada tienen que ver con su talento.

Se trata de actuaciones que favorecen la labor que se viene realizando y que el año pasado permitió que 740 personas participaran en las iniciativas de inserción laboral y más de 340 personas accedieran a un empleo con el apoyo de Cruz Roja en colaboración con 225 empresas que participan de manera activa en la mejora de la empleabilidad de estas personas.

 Del total de participantes más de 420 fueron mujeres (el 57%), ya que siguen siendo el grupo con más dificultades para acceder al mercado laboral, seguido de las personas migrantes y refugiadas, los jóvenes sin cualificación y las personas desempleadas con más de 45 años.

Los restaurantes, locales o establecimientos de comida rápida que colaboran con la campaña son Tomates Verdes Fritos, Casa Marlo, El Pícaro, La Ronería, La Sillería, La Tasca del Arte, La Bodeguilla de Basilio, El Gallo, La Cava Gastrobar, Bien Porteño, Manolo Manteles, Monet, Mesón Puerta Valencia, La Siesta, Las Turbas, Bar Restaurante Didot, Mesón Fidel, Bar San Fran, Cafetería Alexis, Mc Donald´s, Doner Kebad La Tetera, Loops Coffee y el comedor de la residencia Alonso de Ojeda que gestiona Copriser.

La campaña también ha contado con la colaboración del Centro Comercial El Mirador y la participación de The Good Burger, 100 Montaditos, DK, Mesón Perolo y Pomodoro.