El tradicional desfile de Carros que se celebra en la localidad toledana de Villafranca de los Caballeros a dos días del inicio de sus ferias ha tenido que ser suspendido apenas una hora después de iniciar su recorrido debido a la explosión del carro que transportaba los cohetes y que ha causado varios heridos, ninguno de carácter grave.

Villafranca de los CaballerosEl incidente tenía lugar sobre la 11.15 horas cuando uno de los miembros de la Hermandad del Cristo de Santa Ana, colectivo que organiza el desfile, prendía un cohete anunciando el paso de los carros y, al parecer, una chispa ha caído en el mencionado vehículo que transporta el resto de cohetes provocando una gran explosión cuando entraba en la plaza de la Independencia de la localidad manchega.

Algunos vecinos que se encontraban en la zona esperando la llegada de los carros han sufrido heridas de distinta consideración, aunque ninguno reviste gravedad y la mayoría ha sido atendida en el propio Centro de Salud del municipio, tal y como ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La peor parada ha resultado ser una vecina que se encontraba en el balcón de su casa viendo el desfile junto a su hija, ya que la onda expansiva ha desplazado a ambas a algo más de un metro y medio, “aunque afortunadamente han caído encima de la cama”, explica el Ayuntamiento, que añade en su versión que la mujer presentaba un corte en un brazo y molestias en los oídos, por lo que ha sido trasladada al hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan.

La explosión ha provocado también numerosos desperfectos, la mayoría rotura de cristales, en varias de las viviendas que se encuentra en el pequeño tramo de calle donde se ha producido, entrando a la plaza de la Independencia desde la calle Cervantes y camino hacia la ermita del Cristo de Santa Ana.

En cuanto a la suspensión del desfile ha explicado que “es la hermandad del Cristo de Santa Ana la que lo organiza y por tanto la que decide sobre el mismo”. De igual forma, ha subrayado, “cuenta con un seguro de responsabilidad civil que será el que tendrá que hacerse cargo de los daños tanto personales como materiales. Un seguro que se les pide como al resto de participantes para poder participar, como a los tractoristas y a los caballistas”.

El alcalde ha lamentado lo sucedido y confía en que el resto de las fiestas que se inauguran el día 13, martes, transcurran con total normalidad.