El único colegio de la provincia de Guadalajara para niños que necesitan educación especial está “abandonado de la mano de Page”, de manera que más de un centenar de escolares sufren a diario las graves carencias de unas instalaciones que no disponen de lo más básico. Se trata del Colegio de Educación Especial ‘Virgen del Amparo’, un centro con 107 alumnos de educación especial, que por sus características físicas o psíquicas no pueden ser escolarizados en colegios ordinarios.

Es la denuncia hecha pública por el Partido Popular de Guadalajara, a través de su senadora Marta Valdenebro, apoyando así las quejas planteadas por familias que padecen la situación, y haciéndose eco de las denuncias formuladas por los sindicatos, que también señalan carencias profesorado y de personal especializado.

Valdenebro acusa a Page de ser el presidente sin alma y abandonar a los niños más vulnerables con necesidades especiales
• Reclama la solución urgente de los problemas del centro –medios materiales y de personal-

“Los más vulnerables, los niños con necesidades educativas especiales por su discapacidad física o psíquica sufren la falta de recursos materiales, instalaciones deficientes y escasez de personal por culpa del abandono de un presidente sin alma”, lamenta Valdenebro.

“Los sindicatos aseguran que la situación es insostenible. Faltan todo tipo de medios materiales y humanos, además de infraestructuras que en algunos casos no llegan a cubrir las necesidades básicas, porque no se han adaptado en los últimos 30 años”, señala Valdenebro, responsabilizando de la situación al jefe del Ejecutivo regional, “que es conocedor de los problemas del centro y, sin embargo, hace oídos sordos a las demandas que se plantean. De esta manera, Page abandonada a los niños más vulnerables, los que requieren de una mayor protección, atención e inversión por parte de las instituciones”. Con todo ello, la senadora popular pone en valor “la gran labor y el esfuerzo impagable que realizan los trabajadores de este centro, que con entrega, cariño y dedicación tratan de suplir las enormes carencias que sufren día a día, y sacan todo el trabajo adelante”.

La senadora del PP, que recuerda un reciente informe de la Fiscalía en el que se apuntaba falta de centros de menores para dar cobertura a todas las necesidades, considera que es “indignante ver cómo el Gobierno de Page y Podemos mira para otro lado con los menores, con los más indefensos. Page no puede seguir haciendo oídos sordos a los gritos de auxilio que nos generan vergüenza ajena a los demás”. Valdenebro recuerda que Castilla-La Mancha firmó el Pacto por la Infancia, ratificando los derechos de la CDN de 1989, derechos que día a día Page está vulnerando sin pudor”.

“Desde el Partido Popular le pedimos a Page que “se deje de postureo con la Infancia, y que escuche a las familias del centro y a los sindicatos”, que también vienen denunciando la falta de personal, las ausencias que no se cubren o que lo hacen tarde, que reclaman medidas fundamentales para centros como este: la reducción de las ratios de alumnos, de los horarios de los profesores y el incremento de la plantilla de maestros y del resto de profesionales como los auxiliares técnicos educativos (ATES), personal de enfermería y fisioterapeutas, “porque solo así se podrá dar una atención individualizada y de calidad que responda a las necesidades de los alumnos con necesidades educativas especiales”.

“Page debe tomar medidas inmediatamente, o dimitir, porque esto atenta contra la dignidad de los más débiles”, ha lamentado Valdenebro, quien, en este contexto, también ha denunciado los problemas de la Educación en esa región, así como la situación que viven las personas dependientes, que ha merecido fuertes críticas al Gobierno de Page por parte de la Plataforma de la Dependencia. Según el IMSERSO hay 8.000 dependientes que tienen su derecho reconocido y no reciben ningún tipo de prestación, -además, 6.444 expedientes sin valorar, aunque Page prometió resolverlos en solo un año– y sin embargo, han aumentado en 1.000 más desde que Page gobierna”.