UPTA pide un autobús cada 20 minutos y tarjetas de aparcamiento para frenar las pérdidas del Casco Antiguo de Cuenca
• Comerciantes y hosteleros de esta zona afirman que están perdiendo un 30% de sus ingresos anuales y consideran “esperpéntico” que no haya ninguna solución a tan solo 6 meses de las elecciones

UPTA CLM se hace eco y apoya las peticiones de los comerciantes y hosteleros del Casco Antiguo de Cuenca que han considerado “esperpéntico” el anuncio del Ayuntamiento de ampliar la frecuencia de autobuses los fines de semana mediante una modificación en el contrato de transporte público. “Es increíble que lleven anunciando esto desde principios de legislatura y ahora, a 6 meses de las elecciones, digan que aún lo están estudiando”, ha declarado, César García, secretario general de UPTA CLM.

García afirma que es insostenible la reducción del servicio de autobuses los fines de semana en comparación con los días de diario, ya que precisamente es en esos días cuando más transitado podría estar el casco y cuando más trabajo tienen comerciantes y hosteleros. Por ello UPTA pide al Ayuntamiento de la ciudad un autobús que una el centro con el Casco Antiguo cada 20 minutos y que se mantenga los fines de semana y hasta horas “razonables”.

“No es lógico que a partir de las 22:00 ya no haya ningún autobús al Casco, estamos dando una imagen pésima a los turistas y disuadiendo a los que quieran consumir en la zona”, ha apunado García.

Al mismo tiempo, los comerciantes y hosteleros han trasladado su preocupación por las pérdidas en los ingresos anuales, que cifran alrededor del 30% y achacan en gran medida a la difícil accesibilidad, empeorada desde la puesta en marcha del sistema de control del tráfico con cámaras.

Tarjetas de aparcamiento por negocio

García sostiene que el sistema de cámaras se hizo sin ningún consenso ni de vecinos, ni de comerciantes y pide que el Ayuntamiento facilite una tarjeta por negocio para aparcar en el casco igual que los residentes. “No decimos que no se controle el tráfico pero lo último que necesita Cuenca es que se deteriore una zona económica tan importante para la ciudad”, ha concluido el secretario general.