Las Fiestas de San Vicente 2020, y al mismo tiempo la celebración del IX Centenario, comenzaron en la mañana del viernes con el anuncio, por parte de la alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, de los primeros actos del IX Centenario de la Reconquista de la Ciudad, pero también con la magnífica noticia de que la Junta va a impulsar, en colaboración con el Ayuntamiento, la declaración de Sigüenza como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Una conferencia sobre las claves del IX Centenario de la reconquista de Sigüenza, inicia las fiestas patronales de San Vicente en 2020
La impartió ayer la cronista oficial de Sigüenza, Pilar Martínez Taboada, en el Centro Cultural El Torreón, y la empezó manifestando públicamente su satisfacción por el anuncio de la Junta de solicitar para Sigüenza su declaración como ciudad Patrimonio de la Humanidad.

El programa de festejos dedicado al patrón de Sigüenza continuaba por la tarde, con la conferencia, impartida por la cronista oficial de la ciudad de Sigüenza, Pilar Martínez Taboada, sobre la importancia de celebrar el centenario de una fecha histórica clave para Sigüenza. Martínez Taboada fue introducida por Ana Blasco, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Sigüenza, que le agradeció su empeño y dedicación a la ciudad, así como su generosidad al compartir siempre su conocimiento con la ciudad.

Después del anuncio que hacía el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en la mañana de ayer, Martínez-Taboada, una de las principales valedoras de esta iniciativa en la ciudad, no podía por menos que congratularse del anuncio. “Es una magnífica noticia para Sigüenza”, dijo.

Sobre el IX Centenario, la cronista afirmó que “es necesario preparar la celebración con suficiente antelación para que en él puedan participar todos los seguntinos, y todas las instituciones locales, provinciales y autonómicas” y se refirió a que, con motivo de la efeméride, la ciudad pondrá sobre el tapete “la herencia del pasado para convertirla en el impulso de nuestro futuro, siguiendo el lema de Año Europeo del Patrimonio que se celebró en el 2018: ‘El pasado en el futuro’”.

En la conferencia la cronista explicó el significado de palabras como reconquista, repoblación o restauración de la sede episcopal, además del motivo por el que se nombró a un obispo de origen francés, Bernardo de Agén, para presidir la antigua sede episcopal de “Segontia”. También definió en qué momento se unieron las dos aldeas que por aquel entonces era Sigüenza, por deseo del rey Alfonso VII, para convertirse en una sola ciudad. “Una ciudad de señorío episcopal que renació de sus cenizas”.

Asimismo, Martínez Taboada relacionó el IX Centenario con el pasado Año Jubilar, puesto que en época de D. Bernardo, y de su sucesor D. Pedro de Leucata, su sobrino, se iniciaron no solo las obras de la nueva catedral, que con motivo del 850 aniversario de su consagración han sido estudiadas al detalle y reflejadas en las tres maquetas que hoy se pueden admirar en el Museo Diocesano, sino que también fue en estas prelacías y en la de Don Cerebruno, el tercer obispo tras la Reconquista de la ciudad, cuando se alzaron las murallas románicas de la ciudad en torno a la alcazaba y las dos parroquias románicas, la de Santiago y la de San Vicente.

En vísperas de San Vicente, la cronista explicó con detalle por qué que este santo, nacido en Huesca y martirizado en Valencia, es patrono de Sigüenza. La razón no es otra que la toma de la alcazaba que había en la ciudad se llevó a cabo, al tercer asalto, según la tradición, el día 22 de enero de 1124, cuando se celebra su onomástica.

Por último, la cronista hizo un breve recorrido por las tradiciones que, con motivo de la fiesta de San Vicente, se suceden en la ciudad y que forman parte de su patrimonio inmaterial. Así, explicó el porqué de la hoguera, la importancia de las reliquias, de las novenas, de la procesión, de la música (dulzainas) de la gastronomía (rosquillas) o del bibitoque, sin olvidar de todas las demás celebraciones que se organizan en torno a la fiesta patronal: Festival de Dulzainas José María Canfrán y Segontia Folk. La cronista recordó también las celebraciones que se organizaron en la ciudad para celebrar el VIII Centenario, y que han quedado reseñadas al detalle en el libro de Julián Moreno.

Y, por último, hizo su particular homenaje a la Cofradía de San Vicente animando a sus miembros a celebrar el nuevo Centenario respetando las costumbres del pasado, pero abiertos a los posibles cambios que depare el futuro.  “Es lo bueno que tiene el patrimonio inmaterial, que es algo vivo que se transforma con el paso del tiempo, siempre que esos cambios quedan perfectamente anotados, y para eso estamos los cronistas”, terminó.

 
Comparte esta noticia: