Un total de 60 puestos participarán este domingo en el 5º Mercadillo de Segunda Mano de Cabanillas
El Mercadillo abrirá al público desde las 11 de la mañana hasta las 15 horas

La Plaza del Pueblo de Cabanillas del Campo albergará este domingo 21 de octubre una nueva edición del Mercadillo de Segunda Mano de la localidad. Será la quinta desde su implantación en el otoño de 2016, a razón de dos ediciones por año, y de nuevo se aventura éxito absoluto de participación, dado que las plazas disponibles han vuelto a agotarse, y serán un total de 60 los puestos participantes en la iniciativa.

Este Mercadillo es una iniciativa que puso en marcha el Ayuntamiento cabanillero hace ahora justo dos años, y que se organiza a través del Centro Joven Municipal. En él, vecinos y vecinas particulares (nunca comercios o empresas) ponen a la venta artículos de segunda mano, al precio que consideran. Se venden todo tipo de productos, como electrodomésticos, libros, música, películas, muebles, ropa, complementos, calzado, juguetes, adornos del hogar, accesorios, herramientas o antigüedades, entre otros. En las cuatro ediciones anteriores ha concitado mucha participación de público comprador, que puede encontrar verdaderas “gangas”.

Hay que recordar que además de la venta también está permitido el trueque entre los propios vendedores, y que por contra no está permitida la venta de productos nuevos, restos de tiendas o “stocks” de comercios. Tampoco pueden exponerse ni venderse productos de alimentación, productos u objetos que necesiten licencia para poder ser vendidos, objetos peligrosos, animales, ni cualquier objeto que proceda de la piratería (como DVDs o películas no originales).

El Mercadillo abrirá al público a las 11 de la mañana, aunque los participantes con stand pueden acudir desde una hora y media antes para montar su puesto, de modo que tengan todo listo a la hora de la apertura. Hay que recordar que el Ayuntamiento facilita las mesas y bancos donde exponer los productos, y también es posible que cada particular lleve otro tipo de expositores adicionales (estanterías, burros de ropa, etc) para mostrar sus mercancías, así como carpas particulares para cubrir sus puestos, siempre que los elementos que lleven no superen el espacio de 2’5 X 2’5 metros que se adjudica a cada vendedor.