Un total de 545 mayores de la provincia de Guadalajara han participado este año en el programa de rutas senderistas
 El director provincial de Bienestar Social ha valorado el alto grado de aceptación de esta iniciativa, en la que este año han participado un 60 por ciento más de personas que el año anterior.

Un total de 545 mayores de la provincia de Guadalajara han participado este año en el programa de rutas senderistas impulsado por el Gobierno regional en el marco del Programa de Envejecimiento Activo. Esta cifra supone un incremento del 61 por ciento en relación con la participación en el programa del pasado año y de un 77 por ciento respecto al año 2016, en el que se inició esta actividad.

Estos datos los ha aportado el director provincial de Bienestar Social, José Luis Vega, durante su participación en la última ruta de esta temporada, que ha discurrido por término municipal de Fuentelencina y en la que han participado 195 mayores, procedentes de los centros La Rosaleda, Los Olmos, Manolito Taberné, Las Fuentes, Las Acacias, así como de la Federación Alcarreña de Pensionistas.

José Luis Vega, que ha estado acompañado durante la ruta por el alcalde de Fuentelencina, Santos López, ha hecho una valoración “muy positiva” de este programa, con el que el Gobierno regional “quiere contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas mayores”. En este sentido, ha señalado que con estas rutas senderistas se proporciona al colectivo de mayores “no sólo la oportunidad de ocupar su tiempo libre, sino también de realizar una actividad física, fomentar las relaciones sociales y posibilitar el conocimiento de espacios naturales de la provincia y la región”.

Del mismo modo, el director provincial de Bienestar Social ha destacado la importancia económica de este programa para los lugares en los que se desarrollan las rutas.

Este año el programa ha contado en la provincia de Guadalajara con tres rutas, una más que en los dos años anteriores. Estas rutas han tenido lugar por recorridos de entre 8 y 10 kilómetros, sin grandes dificultades ni desniveles, ya que el objetivo es facilitar la participación del mayor número de personas, sin que sea necesario preparación física previa.

La primera de estas rutas tuvo lugar el 3 de mayo en el Parque Natural del Alto Tajo, en concreto, en término municipal de Zaorejas, y en ella participaron 172 personas. La siguiente ruta se desarrolló el 16 de octubre en la zona de la arquitectura negra, con la participación de 178 mayores. La última de estas rutas ha discurrido por término de Fuentelencina y ha contado 195 participantes.  En total, 545 participantes en la temporada 2018, que el director provincial de Bienestar Social espera superar en futuras ediciones del programa.