El servicio de Farmacia del Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha ideado y desarrollado un proyecto de gestión de fármacos llamado ‘Dale color a tu dosis unitaria ‘, método que modifica los residuos contaminantes en los servicios de farmacia de los hospitales, además de ofrecer una mayor eficacia que el reenvasado para disminuir los errores de medicación.

Un proyecto del Hospital Nacional de Parapléjicos basado en el reetiquetado afectado los residuos contaminantes en los servicios de farmacia de los hospitales
Llevan ahorrados unos 2.000 kilogramos de contaminantes ambientales y con la suma de los 25 hospitales que se han unido al proyecto, conseguiremos reducir millas de kilos cada año en plásticos y aluminio.

«Cada Servicio de Farmacia de un hospital realiza al año entre 200.000 y dos millones de reenvasados ​​de medicamentos, esto significa que se pueden utilizar cientos de kilos de plástico y aluminio que son altamente contaminantes para el medio ambiente», según ha explicado el jefe de sección del Servicio de Farmacia de Parapléjicos, David García Marco.

En los dos últimos años, 25 farmacias hospitalarias se han sumado a los proyectos de etiqueta ‘Dale Color’. Con este proyecto se ahorrará entre 15-32 veces en material contaminante, es decir 60 kilos de aluminio, plástico y otros contaminantes frente al sistema habitual de reenvasado por cada 100.000 medicamentos.

“Esto significa que en el Hospital Nacional de Parapléjicos llevamos ahorrados unos 2.000 kilos de contaminantes ambientales en los últimos 17 años, y que con la suma de los 25 hospitales que se han unido recientemente al proyecto, conseguiremos reducir millas de kilos cada año en plásticos y aluminio «, ha afirmado García Marco.

Además de ser un proceso más respetuoso con el medio ambiente, con la forma de etiquetado de medicamentos en el Hospital Nacional de Parapléjicos «se consigue evitar la apariencia similar del reenvasado que se asocia a errores de medicación y, especialmente, disminuir también los costos del material como de las máquinas, y de los tiempos empleados por los trabajadores para realizar este proceso ”.

Desde la Sociedad Española Manchega de Farmacia Hospitalaria (SCMFH) se ha apoyado e impulsado este proyecto para que pueda instaurarse en los hospitales españoles sin apenas coste económico.

«En breve dos hospitales más se sumarán al proyecto y esperamos que se generalice este cambio que generará un ahorro de contaminantes y costos al sistema sanitario», ha afirmado David García.

El cambio climático requiere un cambio de actitud

 El cambio climático es una realidad que requiere un cambio de actitud tanto a nivel personal como industrial y que produce variaciones en la forma de realizar nuestras actividades. En casa utilizamos menos bolsas y en el trabajo es necesario variar los procedimientos para disminuir la contaminación de nuestros procesos semi-industriales, señala este especialista.

“Debemos concienciarnos de que, al igual que cambiamos y utilizamos menos bolsas en la compra, en el trabajo, un lugar donde se genera una cantidad ingente de contaminantes ambientales, también es necesario reemplazar procedimientos y buscar alternativas”, ha reflexionado García Marco.

 
Comparte esta noticia: