UGT FICA acuerda con Vall Compañys la contratación como asalariados de 400 trabajadores en Cuenca
Las empresas del grupo laborizarán a más de 520 personas que prestaban sus servicios como socios de la cooperativa Servicarne en Frimancha Industrias Cárnicas de Valdepeñas (Ciudad Real) y en Cárnicas Frivall de Villar de Olalla (Cuenca)

Esta mañana UGT FICA y CCOO han acordado con el grupo Vall Compañys la regularización y laborización de todas las personas que prestan sus servicios en diferentes empresas o centros de trabajo del grupo a través de Cooperativas de Trabajo Asociado.

En Castilla-La Mancha esto supone la conversión de más de 520 socios trabajadores de la cooperativa Servicarne en trabajadores asalariados de la empresa principal o de la empresa de servicios especializada para la que trabajan. Los centros de trabajo afectados por este acuerdo en la región son Frimancha Industrias Cárnicas de Valdepeñas (Ciudad Real), con 120 socios trabajadores, y Cárnicas Frivall de Villar de Olalla (Cuenca), con unos 400.

Tras un “intenso debate” desde hace varios meses y numerosas reuniones, UGT FICA considera un gran logo esta regularización de trabajadores, que al fin van a verse contemplados como trabajadores asalariados y no como falsos cooperativistas.

Las empresas les harán contrato indefinido a jornada completa y les darán de alta en el régimen general de la seguridad social, de manera que tengan los mismos derechos que cualquier persona con contrato por cuenta ajena.

Además se les aplicará el convenio colectivo estatal correspondiente, bien sea el de Industrias Cárnicas o el de Mataderos de Aves y Conejos, y se les asignará la categoría profesional equivalente a las funciones que venían desempeñando. Todo ello antes del 30 de junio de 2020, fecha en la que todos los trabajadores deberán estar regularizados.

Los socios cooperativistas que acepten esta oferta de empleo tendrán derecho a indemnizaciones adicionales a las legales, que solo se percibirán en caso de despido durante los tres primeros años y que tienen como finalidad garantizar la estabilidad en el empleo. Estas van desde los 4.500 euros en caso de despido durante el primer año inmediato a la firma, a los 2.500 si se produce el despido en el tercero.

 
Comparte esta noticia: