UGT CLM apoya las movilizaciones sociales paralelas a la COP25 y anima a participar en la marcha por el clima
• Alianza por el Clima de Toledo, plataforma de la que forma parte UGT CLM, ha organizado un viaje en autobús desde Toledo para acudir a la marcha por el clima con el fin de reducir la contaminación que ocasionarían varios vehículos privados.

UGT CLM apoya las movilizaciones sociales paralelas a la COP25 que se llevan desarrollando desde el día 2 y durarán hasta el 13 de diciembre; y anima a toda la ciudadanía a participar en la marcha por el clima saliendo desde Toledo en el viaje que ha organizado Alianza por el Clima de Toledo.

Esta plataforma formada por más de una veintena de organizaciones defensoras del medioambiente, entre ellas UGT CLM, ha planteado la necesidad de acudir a la marcha por el clima del próximo 6 de diciembre en Madrid bien en transporte público o en un bus compartido, con el fin de reducir la contaminación que ocasionarían varios vehículos privados y, de paso, unir a todas las interesadas e interesados vinculados a Toledo en la lucha contra el cambio climático.

Actualmente hay unas 40 personas apuntadas, aunque aún puede apuntarse todo aquel que quiera escribiendo al correo electrónico [email protected]. El bus saldrá a las 4 de la tarde de varios puntos de Toledo y volverá después de la manifestación.

Una transición ecológica justa que esté basada en la participación de los agentes sociales

UGT CLM pide a los Gobiernos compromisos ambiciosos, reales y tangibles, a la vez que denuncia la hipocresía de los que participan en la COP mientras se lucran con la crisis climática y la devastación ambiental y social, según recoge el manifiesto de la Cumbre Social por el Clima firmado por esta organización sindical y por CCOO.

Frenar el cambio climático implica avanzar hacia una economía baja en carbono, desarrollando un nuevo mix energético e implantando la economía circular como modelo productivo y de consumo.  E implica también la necesidad de que la transición ecológica sea justa, es decir, que no deje a nadie atrás y esté basada en el diálogo social y en la participación de los agentes sociales.

Para UGT esta transición puede representar un gran impulso de creación de empleo verde pero también de destrucción de muchos puestos de trabajo, sobre todo los vinculados a sectores y regiones que dependen de industrias intensivas en carbono. Por ello, UGT exige anticiparse a estas tendencias negociando medidas concretas de apoyo a los ámbitos afectados y a los trabajadores y trabajadoras más vulnerables. Todo ello sin olvidar que las estrategias y planes de lucha contra el cambio climático necesitan de la financiación adecuada para no quedarse en una simple declaración de buenas intenciones.