UGT CLM alerta del crecimiento de accidentes mortales de trabajadores temporales y sigue pidiendo a la Junta la firma del acuerdo con Fiscalía e Inspección
Aunque en los primeros seis meses de 2018 hayan descendido los accidentes laborales en la región el sindicato ve con preocupación que, según los índices de incidencia, CLM sea la segunda comunidad con mayor siniestralidad laboral y Guadalajara la primera provincia de España

UGT Castilla-La Mancha alerta de que el 69% de los 13 accidentes laborales que han acabado en muerte en la región en el primer semestre de 2018 los han sufrido trabajadores temporales e insta una vez más al Gobierno regional a firmar el acuerdo de seguridad laboral con la Fiscalía y la Inspección de Trabajo para que CLM deje de encabezar las listas de siniestralidad laboral.

Según los últimos datos de la Dirección General de Trabajo, Formación y Seguridad Laboral correspondientes al primer semestre de 2018, la región se sitúa una vez más como la segunda comunidad autónoma con más siniestralidad laboral, solo por detrás de Baleares, con un índice del 331,37. Pero la provincia de Guadalajara es la peor parada, ya que registra la mayor siniestralidad de toda España, con un índice de 413,7, mientras que la media nacional es del 276,39.

Para Carlos Pedrosa, secretario general de UGT CLM, esto se debe “indudablemente” a la falta de formación y de información en salud laboral que reciben los trabajadores con este tipo de contratos y urge al Gobierno regional a alcanzar el acuerdo de seguridad laboral.

“La siniestralidad laboral y la prevención de los accidentes de trabajo no está en la agenda política de ningún partido ni en CLM ni en España, cuando existía esa colaboración entre administraciones había mejor prevención pero hasta la fecha no hemos tenido ni respuesta de la Junta”, ha afirmado Pedrosa.

A la vez, UGT se alegra de que en este primer semestre de 2018 haya habido 417 accidentes menos que en el mismo periodo de 2017 pero considera que los 27.695 registrados este año siguen siendo demasiados. Además, ve con preocupación que el crecimiento de los accidentes con baja pueda deberse a que se estén produciendo incidentes más graves y a que la seguridad de los trabajadores se esté descuidando año tras año. Algo que preocupa especialmente en el sector de la construcción, donde el índice de incidencia ha aumentado un 1,6% con respecto al año pasado, habiéndose registrado 140 accidentes