La senadora del PSOE por Cuenca, Carmen Torralba, ha subrayado hoy que “si el colegio de Fuentelespino de Haro no está abierto hoy es porque lo cerró Cospedal con el beneplácito de Prieto”, siendo éste alcalde de la localidad y, además, presidente de la Diputación provincial.

Torralba “Si el colegio de Fuentelespino de Haro no está abierto es porque lo cerró Cospedal con el beneplácito de Prieto”La socialista ha respondido así a las críticas del también diputado regional del PP, que ha puesto como excusa la “inoperancia” de la Junta para que los escolares de esta localidad no hayan ido hoy a clase en su localidad coincidiendo con el arranque del curso escolar.

“Hace falta tener la cara muy dura para usar un tema tan sensible como la educación, a unos alumnos y a sus padres y madres para hacer la política rastrera y barriobajera a la que nos tiene acostumbrado el señor Prieto”, ha dicho.

Torralba ha insistido en que causa “verdadero sonrojo” escuchar a Prieto afirmar que la solitud de apertura se hizo a mediados de agosto, cuando el escrito del Ayuntamiento dirigido a Educación tiene fecha de 24 de agosto – lo que puede considerarse más bien finales de mes- o que el colegio cerró en el curso 2013-2014 “porque se quedaba sin niños”.

Recuerdan desde el PSOE que en este curso al que Prieto hace referencia el centro escolar contaba con 11 alumnos y fue al siguiente, el 2014-2015, cuando cerró porque su previsión de escolarización era de 8 alumnos y el gobierno de Cospedal en aquella legislatura elevó la ratio a un mínimo de 11 para mantenerlo abierto.

“El Gobierno de García-Page lo va a abrir ahora con menos escolares de los que tenía cuando el PP gobernaba en la región y, con el aplauso de Prieto, se dedicó a cerrar colegios por toda la provincia al elevar la ratio mínima de 4 a 11”, ha apostillado.

La socialista insiste además en que desde que el Ayuntamiento de Fuentelespino de Haro comunicara su petición de reabrir el colegio “a apenas una semana de la incorporación de los docentes y dos del arranque de curso”, los técnicos de la Delegación Provincial de Educación han estado en constante comunicación con el Consistorio para comprobar que el edificio cumplía con los requisitos.

De hecho, no ha sido hasta este mismo miércoles cuando el Ayuntamiento no ha remitido el certificado que acredita que han finalizado las obras de mantenimiento y conservación que se requerían para que los escolares estén en condiciones óptimas, como labores de pintura, limpieza y revisión de instalaciones de fontanería o calefacción.

Con este requisito indispensable para todos los Ayuntamientos y el compromiso de las familias de formalizar la matrícula en el nuevo centro, el colegio podrá reabrir sus puertas la próxima semana.

 
Comparte esta noticia: