El sindicato CCOO ha asegurado que la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS) ha anulado, a instancias del propio sindicato, la modificación de condiciones de trabajo que la empresa Auto Res impuso a sus 361 trabajadores en el año 2014, entre los que se encuentran siete conductores y cuatro taquilleros en Cuenca.

la-foto-jpgSegún ha informado CCOO en nota de prensa, con esta sentencia, el TS “condena a la empresa a reponer las condiciones previas y a resarcir a sus trabajadores de los daños y perjuicios que les causó”.

El delegado sindical de CCOO en Auto Res, Tomás García Salmerón, ha explicado que en septiembre de 2014 Auto Res anunció a sus trabajadores que preveía incurrir en perdidas debido a “la caída de actividad del sector de transporte de viajeros por carretera y el descenso del número de viajeros”.

García Salmerón ha apuntado que “con el viejo pretexto de mantener la competitividad y evitar un futuro desequilibrio económico”, la empresa “echó mano de la reforma laboral del PP para modificar las condiciones de trabajo recortándonos los salarios y derechos con el simple argumento de que preveía tener pérdidas”.

“Frente a la oposición de la representación legal de los trabajadores, Auto Res impuso las modificaciones en el mes noviembre, lo que llevó a CCOO a emprender la vía judicial y, en paralelo, a la movilización de los trabajadores de Auto Res, que respondieron de forma unánime a las convocatorias de paros y huelgas”, ha añadido.

El delegado sindical ha comentado que el TS “indica que la causa alegada por la empresa se concreta en un desequilibrio de 2.946.000 euros, mientras que las medidas adoptadas finalmente supondrían una reducción de costes de 4.312.510 euros”.

Según CCOO, la sentencia subraya también que Auto Res obtuvo beneficios en los tres ejercicios anteriores –entre 2011 y 2013– “e incluso en 2013 repartió 1.400.000 euros de dividendos entre sus accionistas”.