El Ayuntamiento de Pareja, con el fin de hacer partícipe a los ciudadanos del municipio de las decisiones de competencia municipal en cuanto a la gestión de la pandemia, acordó, en el Pleno celebrado el 1 de julio, la creación de  una comisión presidida por la concejala de Cultura y Festejos, María Tierraseca, para analizar la situación en contacto permanente con asociaciones, estamentos y peñas, y elevar propuestas al objeto de decidir la convocatoria o no de las fiestas patronales de Cereceda, Casasana y Pareja, en agosto y septiembre.

Sólo habrá celebración religiosa en la Fiesta de la Virgen de los Remedios de Pareja
Después de que el Ayuntamiento creara una comisión de seguimiento el 1 de julio para observar la evolución de la pandemia y pulsar las opiniones de vecinos, asociaciones y peñas, el pueblo de Pareja, de manera consensuada y responsable, ha decidido suspender la celebración de sus fiestas patronales, y la no organización de las tradicionales «Peñas».

Sucesivamente, tal y como se había establecido en el Pleno, concejala y alcalde han mantenido contactos con vecinos, asociaciones y peñas tanto de Pareja como del resto de núcleos agregados. Con el consenso de todos, “en un emocionante ejercicio de responsabilidad y prudencia”, tal y como lo califica María Tierraseca, se fueron adoptando las decisiones de suspender, sucesivamente, las fiestas de Cereceda y Casasana, en las que sólo ha habido celebración religiosa.

Los últimos contactos y reuniones abordaron la última de las fiestas por calendario: la que Pareja dedica a su patrona, la Virgen de los Remedios, en septiembre. Después de escuchar las opiniones de parejanos de todas las edades, asociaciones y peñas, y de que el Ayuntamiento hiciera partícipe de la difícil situación a sus vecinos, “con la total comprensión y apoyo por parte de todos, algo que me enorgullece aún más de ser su alcalde”, contextualiza el primer edil, Javier del Río, se adoptó la decisión de suspender las fiestas y todos los actos que se celebran en torno al 8 de septiembre, fiesta local de Pareja, «una de las decisiones más dolorosas que hemos tenido que adoptar en los más de 21 años en los que soy alcalde».

En las reuniones también se acordó de forma consensuada la no apertura de las tradicionales «Peñas» con motivo de las fiestas, de las que Ayuntamiento y vecinos «siempre nos sentimos orgullosos, y también este año, pues todos han comprendido la seriedad de la situación a la que nos enfrentamos, comprensión que queremos agradecer, pues sería un gravísimo error trasladar la fiesta desde los espacios públicos y abiertos a locales privados y cerrados», traslada Del Río. En este sentido el Ayuntamiento ha aprobado un decreto no autorizando la organización de peñas, ni en locales cerrados, ni en espacios al aire libre, ni tampoco la organización de comidas grupales en locales o al aire libre. Tampoco autoriza el consumo de bebidas alcohólicas en calles, zonas públicas o al aire libre en todo el municipio, salvo en los bares legalmente establecidos con su normativa correspondiente.

Igualmente se informó en las diferentes reuniones que sí tendrá lugar la misa del día 8, «el día grande de Pareja», que cumplirá, como se ha venido haciendo también en las misas patronales de Cereceda y Casasana, con la normativa de seguridad vigente, tal y como se ha tratado en las diferentes reuniones entre Ayuntamiento e iglesia local.

“En Pareja seguirá prevaleciendo el cuidado de la salud pública, de nuestros vecinos y visitantes, y es indudable que las fiestas presentan momentos de concentración de personas, y por lo tanto de riesgos de contagio, que hemos de evitar. En Pareja hemos realizado grandes esfuerzos durante muchos meses que no podemos echar por la borda. Hemos tomado desde el Ayuntamiento y desde el primer momento decisiones difíciles pero prudentes, como la no apertura de la piscina municipal, de la zona de baño del azud, de locales municipales o de espacios deportivos, y el tiempo nos ha dado la razón desgraciadamente”, señala Javier del Río.

El Ayuntamiento coincidiendo con estos días festivos además tenía previsto haber realizado un acto público de reconocimiento a todas las personas y estamentos de la localidad que han tenido una conducta ejemplar ante el covid-19, pero también ha decidido posponerlo para cuando el momento sea el propicio, «pues son muchas las personas que han dado la cara especialmente estos días y se merecen nuestro reconocimiento».

El alcalde ha querido insistir en la «necesidad» de cumplir normas y recomendaciones de seguridad por el bien de todos, y sobre todo de «restringir al máximo las relaciones y contactos sociales, en mayores y niños, puesto que son muchas las personas que hay estos días en nuestros pueblos y urbanizaciones, y es una prioridad seguir salvaguardando la salud de todos. Salvaguardando la salud, ya podremos celebrar las fiestas como todos deseamos el próximo año», termina Del Río.

 
Comparte esta noticia: