El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y el Colegio Oficial de Podólogos de la región han renovado el convenio de colaboración para el desarrollo de actividades en materia de prevención y atención podológica al pie diabético y que desde el año 2007 permite que los pacientes con esta enfermedad accedan a determinadas prestaciones de forma gratuita.