El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha vuelto a salir a la calle en Castilla-La Mancha con el objetivo de seguir recabando las 500.000 firmas necesarias para que la Ley de Seguridad del Paciente que está impulsando, a través de una Iniciativa Legislativa Popular, sea debatida y aprobada en el Congreso de los Diputados en los próximos meses.

SATSE sale a la calle para recoger firmas para lograr que se garantice por ley un número máximo de pacientes por enfermera
Foto: @Satseguada

Transcurridos algo más de siete meses desde el inicio de la recogida de firmas, SATSE está muy satisfecho del mayoritario apoyo de los profesionales y la sociedad en su conjunto a la Ley que busca garantizar la seguridad en la atención sanitaria a través de un número suficiente de enfermeras y enfermeros en los hospitales, centros de salud y el resto de centros sanitarios y sociosanitarios de Castilla-La Mancha.

Cerca de la “recta final” de la recogida de firmas, el Sindicato de Enfermería se muestra optimista respecto a lograr las 500.000 firmas necesarias y confía en que sea una realidad una vez termine el plazo establecido por el Congreso de los Diputados.

Para lograr este objetivo, los delegados y delegadas de SATSE en Castilla-La Mancha han solicitado de manera continua en estos meses el apoyo de ciudadanos y profesionales y hoy lo han vuelto a hacer de manera generalizada con nuevas mesas y puntos informativos instalados en los hospitales de Albacete, Cuenca, Guadalajara y Talavera de la Reina y en los Centros de Especialidades de Daimiel y Toledo.

SATSE ha vuelto a constatar que son muy pocos los castellano-manchegos,  que deciden no apoyar la norma, una vez conocen su objetivo, porque la práctica totalidad coincide con la organización sindical en que el déficit de enfermeras y enfermeros que existe en el Servicio de salud de Castilla-La Mancha repercute en la atención que reciben cuando tienen que ser hospitalizados o ser atendidos en su centro de salud.

Esta opinión mayoritaria se ha constatado también en la encuesta realizada recientemente por SATSE, ya que nueve de cada 10 españoles (92%) consideran necesario que se garantice la seguridad en la atención sanitaria a través de esta Ley, y cerca de nueve de cada diez cree que el hecho de que solo haya cinco enfermeras y enfermeros por 1.000 habitantes en España afecta negativamente a la calidad de la asistencia que reciben y conlleva más riesgos de sufrir complicaciones, errores involuntarios de los profesionales o demoras en la asistencia, entre otras consecuencias.

Además de pedir su firma, a todas las personas con las que hablan los delegados y delegadas de SATSE se les da un folleto informativo y se les explica que Castilla-La Mancha se encuentra muy lejos de la media de países europeos al tener 5,43 enfermeras/os por 1.000 habitantes, mientras que en Europa es de 8,8. Se necesitan, por ello, más de 5.800 enfermeras y enfermeros en Castilla-La Mancha para alcanzar, al menos, la media europea (730 en Albacete;  926 en Ciudad Real;  502 en Cuenca; 1.021 en Guadalajara y  y 2.632 en Toledo).

Esta situación provoca, por ejemplo, que la media de pacientes que son atendidos por un solo enfermero o enfermera en un hospital es de hasta 17  cuando la ratio segura y adecuada no debería superar los ocho pacientes.

La nueva recogida de firmas se incluye dentro de la campaña de información y sensibilización social que, bajo el lema “La Sanidad que merecemos. Ley de ratios enfermeras”, SATSE está desarrollando con numerosas acciones, como la distribución de material informativo (carteles, folletos, pegatinas…) o publicidad exterior (marquesinas, vallas…), y con el inestimable apoyo también de distintas personalidades españolas del mundo de la cultura, deporte, comunicación… y responsables de organizaciones enfermeras de todo el mundo, así como de múltiples asociaciones de pacientes.