La Consejería de Sanidad, a través del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha desplegado los recursos asistenciales necesarios en cada momento, tanto en materia de recursos humanos como materiales, para hacer frente al brote de legionelosis declarado en la localidad ciudadrealeña de Manzanares y dar respuesta a las necesidades de los pacientes que se han visto afectados por el mismo.

 
Comparte esta noticia: