Salmerón rechaza “el doble juego” del Gobierno de Page con los cazadores porque perjudica gravemente al sector cinegético
Advierte que “no hay quien entienda el modo de proceder de los socialistas: primero modifican la Ley de caza consensuada por los sectores cinegéticos y ahora aprueban una Ley restrictiva y discriminatoria para la caza; antes rechazaban la licencia única que favorecía la movilidad de cazadores y pescadores entre territorios, y ahora venden que van a regalar licencia, es incomprensible”

El secretario del Área de Medio Ambiente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Javier López Salmerón, ha reprochado al Gobierno de Page la hipocresía que muestra al hacer declaraciones de “buenas intenciones” hacia el colectivo de cazadores después de que haya aprobado en Castilla-La Mancha una Ley anticaza bajo las presiones de sus socios de gobierno, Podemos, y de los continuos ataques del Gobierno de Sánchez, centrados en las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica quien directamente apostaba por prohibirla.

Por ello, López Salmerón ha calificado de “falacia y doble juego” la promesa de Page de que si vuelve a ser presidente regalará las licencias. “Lo primero, no va a ser presidente después de las elecciones de mayo; y lo segundo, lo que el colectivo necesita de verdad es una defensa a ultranza basada principalmente en la protección legislativa de esta práctica, cosa que el Gobierno socialista no ha hecho”, ha dicho, añadiendo que la Ley de Caza de Castilla-La Mancha aprobada por el PSOE esta legislatura es “una ley hecha para halagar a sus socios de gobierno, para que lo mantengan en el cargo, y en la que los cazadores poco o nada tuvieron que aportar ni decir”, lamentaba.

En el recuerdo queda la firma en el año 2014 de la presidenta Cospedal del protocolo, entre otras comunidades autónomas, para establecer la licencia única de caza y pesca que sí favorecería a este sector, pero “en octubre del 2015, ya con el Gobierno de Page,  la ministra Tejerina firmaba el convenio para la licencia única y casualmente el  Consejero Martínez Arroyo declinó que Castilla-La Mancha se adhiriera a dicha licencia, indicando que no conocía el reparto de tasas”, recordaba.

Ante estas continuas contradicciones, Salmerón ha asegurado que “no hay quien entienda este modo de proceder de los socialistas: antes les preocupaban los ingresos por encima de la medida para favorecer la movilidad de cazadores y pescadores entre territorios, y ahora venden que la van a regalar; antes modifican la Ley de caza consensuada por los sectores cinegéticos y ahora aprueban una Ley restrictiva y discriminatoria para la caza”.

Desde el PP, ha insistido, con nuestro presidente Paco Núñez a la cabeza, “defendemos la caza y pesca desde las leyes pero consensuadas por quienes conocen de primera mano las necesidades para que, de forma equilibrada y sostenible, estas actividades perduren en el tiempo y sean generadoras de empleo y riqueza, y no con promesas de este tipo que parecen forzadas para disuadir al colectivo en precampaña electoral y pretender ‘llevarse el gato al agua’; creemos que ya les conocen muy bien y que a estas alturas no sirven promesas vacías, sino hechos”, concluía.