El alcalde de Cabanillas del Campo, José García Salinas, ha sido recibido este lunes en el Ministerio de Fomento por el director general de Carreteras del Estado, Javier Herrero Lizano, atendiendo a una solicitud de reunión cursada desde el consistorio cabanillero. Salinas ha estado acompañado en esta cita por el director gerente de la Ceoe provincial, Javier Arriola, quien ha sido invitado a la reunión en representación de los empresarios de los Polígnos 1 y 2 del municipio.

Salinas se reúne con el director general de Carreteras del Ministerio de Fomento para abordar la situación de la A2
Acompañado del director gerente de la Ceoe provincial, el alcalde abordó con el director general la situación del acceso a Cabanillas desde el kilómetro 52 de la Autovía, y el problema con el carril de incorporación al Polígono de Cantos Blancos

En la reunión, García Salinas ha planteado a Herrero la situación de inseguridad que tiene la Autovía de Aragón en el kilómetro 52, en término municipal de Cabanillas del Campo. Se trata de un punto donde el carril de salida de la carretera para la incorporación al municipio, cuando se viaja en dirección Madrid, se colapsa con frecuencia, originando retenciones importantes que en los últimos meses han causado reiterados accidentes, varios de ellos mortales. El director general se ha comprometido a estudiar la situación, con los técnicos del Ministerio de Fomento.

Por otro lado, el alcalde y el representante empresarial de la Ceoe de Guadalajara también han querido comentar con el director general el histórico problema de acceso que hay para pasar al Polígono Cantos Blancos por la vía de servicio de la A2, desde que se construyó el tercer carril de la autovía. Hay que recordar que cuando culminó esa obra, hace unos siete años, se eliminó el doble sentido que existía en el acceso, y ahora se obliga a los camiones que acceden desde Madrid a llegar casi hasta término de Guadalajara para poderse incorporar al Polígono, en lugar de poder hacerlo desde el límite del término de Cabanillas con Alovera, como ocurría antiguamente. Empresarios y Ayuntamiento llevan tiempo reclamando una solución técnica, que tan sólo requeriría de un cambio de señalización y marcas viales. En este sentido, el alcalde ha señalado al director general que el Ayuntamiento de Cabanillas está dispuesto a sufragar el costo de la nueva señalización, si se recibe autorización de Fomento para llevar a cabo la actuación. El director general también se ha comprometido a valorar este problema.

Salinas ha agradecido finalmente a Herrero Lizano haber accedido a la reunión, apenas cinco meses después de su llegada al cargo, al tiempo que ha recordado que durante los tres años anteriores el Ministerio de Fomento no atendió los requerimientos y peticiones lanzados desde el consistorio cabanillero para abordar estas cuestiones.